Sin rastro de los 740 ocupantes del ferry naufragado por un ciclón en Filipinas

(PD).- Los servicios de rescate han podido llegar al ferry que naufragó en la región central de Filipinas a causa del ciclón ‘Fengshen’, pero no han hallado rastro alguno de sus 740 ocupantes desaparecidos, según ha informado un portavoz de la Guardia costera.

Las informaciones anteriores señalaban que al menos cuatro personas habían muerto en el hundimiento y que el tifón se había cobrado otras 17 víctimas mortales a su paso por el sur del archipiélago.

Nanette Tansingco, alcaldesa de la ciudad de San Fernando en la provincia de Romblon, confirmó el hallazgo de cuatro cadáveres procedentes del transbordador ‘Princess of Stars’, que sufrió un fallo en el motor y perdió el contacto por radio con el puerto cerca de Sibuyan, 300 kilómetros al sureste de la capital.

Tras suspender anoche las labores de rescate por el fuerte oleaje y los vendavales, la Armada y la Guardia Costera han reanudado la búsqueda del ferry, de casi 24 toneladas y con 747 personas a bordo.

Con vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora y rachas de hasta 150, la tormenta cambió de trayectoria de madrugada y se aproximó a Manila, donde arrancó árboles y causó cortes en el suministro eléctrico en amplias áreas de la zona metropolitana.

En la provincia de Maguindanao, 800 kilómetros al sur de la capital en la isla de Mindanao, las inundaciones han dejado un total de 14 muertos, mientras otras cinco personas siguen desaparecidas y se registraron tres víctimas más en la vecina provincia de Cotabato.

‘Fengshen’, cuyo nombre local es Frank, también obligó a desalojar a unas 200.000 personas en la región de Bicol en la punta sureste de Luzón, aunque la mayoría regresó esta mañana a sus hogares después de que el tifón modificara su dirección.

Las Fuerzas Armadas han comenzado a hacer acopio de arroz y otro material de emergencia, y los hospitales se encuentran en estado de máxima alerta, aunque la presidenta, Gloria Macapagal Arroyo, sigue adelante con un viaje previsto a Estados Unidos.

Cada año, las riadas y corrimientos de tierras durante la temporada de lluvias causan cada año decenas de muertos en Filipinas.

En el 2006, cuatro tormentas de inusual intensidad anegaron varias zonas de Luzón con riadas que dejaron más de 1.300 muertos, casi tres millones de afectados y medio millón de casas destruidas.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

ROPA VAQUERA

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído