Detenidas 41 personas en varias provincias españolas en una nueva operación contra la pornografía infantil

(PD).- Agentes de la Policía Nacional han detenido a 41 personas en varias provincias españolas acusadas de tenencia y distribución de pornografía infantil en Internet en una operación en la que, además, hay otros 19 imputados. Los agentes también han practicado 59 registros, en los que se ha incautado casi un centenar de discos duros y más de un millar de soportes ópticos que están siendo analizados por los especialistas.

Esta actuación policial ha estado coordinada por la Brigada de Investigación Tecnológica, junto a las brigadas provinciales de policía judicial de las localidades implicadas, y con la colaboración de varios países europeos a través de Europol. En el operativo han participado más de 200 agentes de policía especializados en delitos tecnológicos y se han judicializado las actuaciones a través de más de treinta de juzgados de instrucción.

Más de la mitad de los detenidos lo han sido gracias a la información facilitada por una ONG italiana, denominada ‘Teléfono Arcobaleno’ que comunicó la existencia de un sitio web, ubicado en Alemania, desde donde se podían descargar una serie de archivos encriptados que contenían vídeos que mostraban a varias niñas siendo abusadas por adultos.

La Brigada de Investigación Tecnológica, de la Comisaría General de Policía Judicial, se centró en ubicar a los usuarios que en España se habían descargado esos archivos ilegales. Durante la investigación se detectó que la extensión utilizada para estos archivos los identificaba como altamente encriptados. Para acceder a su contenido, los pedófilos necesitaban disponer de una aplicación específica y la contraseña con la que fueron codificados. Estas claves y aplicaciones eran facilitadas en los foros de contenido pedófilo existentes en la Red.

Denuncias de particulares

El resto de detenciones se han producido a raíz de las denuncias de particulares que intentaron descargarse de Internet vídeos musicales o juegos virtuales. Los denunciantes comprobaron posteriormente que los archivos bajados de la Red contenían imágenes de adultos manteniendo relaciones con menores o fotos de niños con contenido sexual y lo pusieron en cocimiento de la Policía.

Las actuaciones policiales se han centrado en aquellos usuarios que se han descargado y compartido los archivos mencionados a través de las redes de intercambio de archivos, y que han sido buscados en Internet introduciendo específicamente su contenido pornográfico infantil y no por error, como en el caso de los denunciantes.

En total se han practicado 59 registros en treinta provincias españolas y los detenidos no responden a un concreto perfil pedófilo. Entre ellos se encuentran funcionarios, informáticos, programadores, arquitectos, agricultores o electricistas. Los agentes están analizando el material intervenido para determinar si se trata de un delito de tenencia y distribución de material pornográfico infantil o si han existido abusos sexuales cometidos por alguno de los detenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído