Detienen a 34 personas implicadas en el robo de la carga de sesenta camiones

(PD).- La Guardia Civil, en el marco de la ‘operación Transporter’ desarrollada en Huesca y Barcelona, ha detenido a 34 persoans integrantes de una banda dedicada al robo de camiones que habrían cometido al menos 60 robos en diversos puntos de las provincias de Huesca, Zaragoza, Barcelona, Lleida, Girona, Madrid, Navarra y Valencia.

En la operación se han recuperado hasta cinco camiones con sus remolques y diferentes productos que transportaban, todo ello valorado en más de un millón de euros. Asimismo, han intervenido tres turismos y dos camiones utilizados por la banda para sus actividades ilícitas.

Las investigaciones se iniciaron a finales del pasado año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de varios robos cometidos en los polígonos industriales de Monzón, Barbastro y Fraga, en los que procedían a la sustracción de camiones cargados de diversa mercancía y fueron abandonados vacíos en el área metropolitana de Barcelona.

Todas las investigaciones apuntaron a la existencia de un numeroso grupo de individuos que pertenecían a diversas bandas que actuaban en las carreteras de Aragón y Barcelona, principalmente, con una importante infraestructura para llevar a cabo los robos, almacenaje y posterior salida de los productos en el ‘mercado negro’.

Tras las detenciones, se efectuaron registros en almacenes de Anglesola y Barberá del Vallés (Barcelona) y en Barcelona capital, así como en 15 domicilios y locales anexos, dando como resultado la recuperación de abundante material por un valor que podría superar la cantidad de un millón de euros.

Entre el material se ha incautado 445 electrodomésticos, 25.000 lingotes de plomo, 25 palets de bombillas con 28.000 unidades, 27 palets con diferentes alimentos, 48.000 botellas de diferentes bebidas y gran cantidad de prendas de vestir.

Modus operandi

Los detenidos formaban parte de tres grupos diferentes e independientes entre sí, aunque con idéntica forma de actuación.

Todos ellos desarrollaban labores de localización y vigilancia del objetivo, cometían el robo en un punto que previamente habían elegido y establecían un dispositivo de seguridad tanto del transporte de los vehículos sustraídos, como de las naves industriales donde era almacenada la carga.

En algunas ocasiones, estos grupos cometían los robos en naves industriales utilizando el método del butrón en paredes y techos para sustraer la mercancía del interior y transportarla en camiones de la organización hasta un lugar seguro.

Para la comisión de estos robos empleaban medios sofisticados como inhibidores de frecuencia, teléfonos móviles manipulados o ‘walkis talkis’, cámara de infrarrojos y medios electrónicos para la desactivación de alarmas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído