«El comandante dijo que se trataba de un problema con el aire acondicionado»

"El comandante dijo que se trataba de un problema con el aire acondicionado"

(PD).- Ligia Palomino es una de las pocas supervivientes del vuelo JK 5022. Con heridas en las piernas y el torax, ha relatado que el comandante informó de que «salía un piloto encendido y que no sabía de qué se trataba».

Tras la reparación, el comandante dijo que tenía relación con el «aire acondicionado» y comenzó el despegue. Durante la maniobra, la superviviente recuerda que el avión se tambaleó tanto que creyó que no remontaría el vuelo. Vivió el accidente «como entre sueños». «Siento que he vuelto a nacer», dice.

En declaraciones a la cadena SER, recogidas por Europa Press, una de las supervivientes del accidente del avión de Spanair que se ha cobrado la vida de 153 personas, Ligia Palomino, ha relatado que el avión se tambaleaba fuertemente durante el despegue de forma que sospechó que no iba a conseguir remontar el vuelo. Añadió que durante el retraso del avión por avería, el comandante avisó a los pasajeros de que había «un piloto encendido» y que «no sabía de que se trataba»

Palomino, que se encuentra ingresada en el Hospital Ramón y Cajal y sufre heridas en las piernas y torax, vivió el accidente «como entre sueños» hasta el momento en que se dio cuenta de que se encontraba en el suelo rodeada de «gente, humo y explosiones».

La superviviente explicó que el comandante del vuelo se puso en contacto con el pasaje a través de la megafonía para informar de que el aparato despegaría con retraso debido a un problema que prefería fuera revisado. «Dijo que salía un piloto encendido y que no sabía de que se trataba», añadió.

Durante la reparación del fallo los pasajeros permanecieron en el avión a pesar de que quedaron preparados dos autobuses en previsión de la necesidad de que tuvieran que desembarcar, añadió. Después del arreglo de la avería el comandante volvió a ponerse en contacto con los pasajeros a los que informó de que el problema registrado tenía relación con «el aire acondicionado», dijo.

Palomino, que es trabajadora del Samur, recordó la llegada de los compañeros que le prestaron auxilio y explicó que pensó que «si no llegaba ayuda rápido, moriría». «Siento que he vuelto a nacer y que me quedan muchas cosas por hacer», indicó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído