Europa completa con producción propia su alta demanda de droga

(PD).- La necesidad de abastecer una enorme demanda ha hecho que la producción y el cultivo local de cannabis cobre cada vez más importancia en Europa. En algunos países se ha producido incluso un abandono del consumo del hachís importado en favor del cannabis cultivado localmente, según el informe anual sobre drogas de la Unión Europea (UE) presentado ayer en Bruselas. El 8,7% de la población española de entre 15 y 64 años y el 18,6% de entre 15 y 24 ha consumido cannabis durante el último mes, señala este documento.

No es un fenómeno aislado. Se suma a la creciente aparición en la Unión Europea de laboratorios de drogas sintéticas. Además, en varias ciudades europeas, entre ellas Barcelona, han sido descubiertos laboratorios para procesar la pasta coca, lo que significa que ahora se lleva a cabo aquí un proceso que antes solo se hacía en instalaciones en la selva.

El cultivo en Europa se realiza de forma intensiva, en interiores y en grandes plantaciones, precisa el informe del Observatorio Europeo de las Drogas. «La mayoría de los países europeos cuentan ya con una producción local de cannabis. Las plantaciones varían desde unas pocas plantas para uso personal a miles de plantas en lugares extensos para fines comerciales», añade.

Miles de plantaciones

El cultivo de cannabis comenzó a extenderse por Europa a mediados de los 90 y «ya no puede considerarse insignificante», destaca el documento. En el 2006 se requisaron 2,3 millones de plantas de cannabis en Europa y en Holanda se han desmantelado 6.000 grandes plantaciones. En Gran Bretaña las 1.500 «granjas de cáñamo» descubiertas por la policía dispo-
nían de una media de 400 plantas. En Francia, unas 200.000 personas han cultivado cannabis.

La producción local de cannabis «representa un desafío importante» para las fuerzas policiales, ya que no implica un transporte transfronterizo, los lugares de producción se ubican en las cercanías del consumidor y ocultarlos resulta relativamente fácil, alerta la agencia europea. Además, esa producción local se ha visto facilitada por las informaciones que se propagan a través de internet y que han permitido avances en los conocimientos y las tecnologías hortícolas para maximizar la producción y evitar la detección de las plantaciones, detalla el dosier.

Menos popularidad

El cannabis es la droga más consumida en la Unión Europea, no obstante, según el observatorio, existen «señales claras» de que su popularidad podría estar disminuyendo. En los Veintisiete, un total de 71,5 millones de personas la han probado al menos una vez en su vida, 23 millones durante el último año y 12,5 millones durante el último mes. El porcentaje de personas que han consumido cannabis durante el último mes en España (8,7%) es más del doble que la media europea (3,8%). Entre los jóvenes se mantiene esta proporción: 18,6% en España durante el último mes frente al 9,1% de la media europea.

España también encabeza la clasificación en cuanto a consumo de cocaína en Europa. Así, el 1,6% de la población ha consumido esta droga durante el último mes, frente a la media europea del 0,5%. Además, el desplazamiento del 25% del tráfico mundial de cocaína con destino a Europa a través de África Occidental ha consolidado el papel de la península Ibérica y de España como punto de entrada clave de esta droga en la UE. Otra nueva ruta de entrada de la cocaína en el continente es a través de los países del este de Europa (Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Rumanía y Rusia), señala el informe.

La heroína persiste

El consumo de coca continúa en alza en Europa, impulsado por la reducción de los precios, mientras que el de anfetaminas y de éxtasis tiende a estabilizarse. Unos 12 millones de europeos han probado la cocaína alguna vez en su vida, y unos dos millones, durante el último mes. La agencia europea alerta también de la persistencia del problema del consumo de heroína, que se creía que estaba disminuyendo. En la UE hay en la actualidad 1,3 millones de consumidores de opiáceos y la producción récord en Afganistán hace temer un rebrote del consumo en el continente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído