Un sicario asesina de 4 tiros a un capo colombiano en su cama del Hospital Doce de Octubre de Madrid

Un sicario asesina de 4 tiros a un capo colombiano en su cama del Hospital Doce de Octubre de Madrid

(PD).- Un importante narcotraficante colombiano, Leónidas Vargas Vargas, ha sido asesinado a tiros esta tarde en la habitación del Hospital Doce de Octubre en la que se encontraba ingresado por una enfermedad pulmonar.

Vargas ha recibido al menos cuatro disparos efectuados sobre las 19.50 horas con una pistola con silenciador, según varias fuentes. Al parecer, un sicario entró en su habitación mientras otro vigilaba la puerta en lo que parece un ajuste de cuentas.

Fuentes del Doce de Octubre explicaron que en la habitación en la que ha tenido lugar el asesinato se encontraban dos personas, el fallecido y un acompañante. Al llegar a la misma, el autor de los hechos amenazó a punta de pistola al acompañante del paciente, al que pidió que guardara silencio, y acto seguido disparó cuatro tiros al enfermo. Posteriormente, abandonó el centro hospitalario.

Ataque de ansiedad de una enfermera

Una de las enfermeras del hospital oyó un ruido procedente de la habitación en la que ocurrieron los hechos y al entrar en la misma se ha encontrado con el cadáver del paciente acribillado y con su acompañante en estado de shock. La enfermera ha tenido que ser atendida médicamente tras sufrir una crisis de ansiedad.

Según un familiar de uno de los pacientes del centro que ha mantenido conversaciones con el personal de seguridad del hospital, podría que el supuesto asesino haya sido captado por las cámaras de vigilancia de las instalaciones.

Nada más producirse el suceso, la policía intentó localizar al autor de los hechos entre las plantas tercera y séptima del hospital. De hecho, a las diez de la noche permanecían cerradas las plantas tercera, cuarta, quinta y sexta.

Detenido en el 2006

Leónidas Vargas Vargas fue detenido por la policía española en julio del 2006 cuando se encontraba en un hotel madrileño. Las autoridades de su país ofrecían cinco millones de dólares por su detención. Sin embargo, actualmente se encontraba en libertad.

También conocido como El Viejo y Paras de Alicate, Vargas tenía 60 años y fue socio del conocido narco Pablo Escobar. Al parecer, había dirigido en Colombia los cárteles del Caquetá y del sur del país. Fue condenado a penas de 19 y 26 años de cárcel por narcotráfico y homicidio, respectivamente. Por ese motivo visitó varios centros penitenciarios colombianos.

Durante su estancia en prisión, se le acusó de intentar asesinar al candidato presidencial del Partido Liberal de Colombia, el exministro Horacio Serpa.

PERFIL

Según las autoridades colombianas, amasó una enorme fortuna que lavó adquiriendo fincas ganaderas en su región natal, pisos y otros bienes inmuebles en otras zonas del país. En su día llegó a decirse que hizo lo mismo que otros capos mafiosos, regalar un monumento a la capital del Caquetá, Florencia, en su caso una plaza de toros que tenía hasta discoteca.

En septiembre del 95 fue condenado a 19 años de prisión por delitos de narcotráfico, según informa EFE, y tiempo después, a otros 26 años por homicidio, porte ilegal de armas y enriquecimiento ilícito. Con los beneficios carcelarios que ofrece la Justicia colombiana, salió de prisión en poco tiempo, en el 2001, y abandonó el país. Por su cabeza las autoridades colombianas llegaron a ofrecer unos cinco millones de dólares y estaba entre los capos más buscados.

En Chile, donde intentó lavar parte de su dinero, entró en el 2003 con pasaporte falso. No pudo hacer los negocios que planeaba por lo que dejó a unos familiares en Santiago a cargo de todo, pero tampoco ellos pudieron hacer nada porque les capturaron. Tres años más tarde, en el 2006, le detuvieron en Madrid bajo una identidad venezolana cuando intentaba viajar a Alemania para asistir al mundial de Fútbol. En el momento de su muerte, estaba en libertad provisional.

La Fiscalía colombiana logró incautarle más de un centenar de propiedades valoradas en unos 40 millones de dólares. Le acusaron en su momento de ordenar el asesinato del ex candidato presidencial Horacio Serpa, presidente del Partido Liberal y en 1997 logró eludir un supuesto plan para asesinarle en el pabellón de máxima seguridad de la cárcel La Picota de Bogotá. Uno de sus lugartenientes murió al estallar una granada.

Desde hacia unos años tenía quebrantos de salud, lo que provocó su ingreso en el Hospital 12 de Octubre, donde fue asesinado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído