Tres heridos por arma blanca en una reyerta entre un millar de gitanos y nigerianos

Tres heridos por arma blanca en una reyerta entre un millar de gitanos y nigerianos

Tres personas han resultado heridas por arma blanca y varias decenas más con contusiones en una reyerta multitudinaria ocurrida la pasada noche que, según la Policía Local, ha congregado a más de un millar de personas en el barrio de Son Gotleu, en Palma.

«Los vecinos están aterrorizados», asegura el presidente de la asociación de vecinos del barrio de Son Gotleu, Ginés Quiñoner, y no es para menos. El barrio palmesano se convirtió anoche en escenario de una batalla campal entre nigerianos y gitanos en la que se vieron implicadas cerca de un millar de personas. Tres personas resultaron heridas por arma blanca, navajas, y los antidisturbios tuvieron que cargar dos veces contra los grupos enfrentados.

Parece ser que todo comenzó por una disputa por unas gafas de sol, sin embargo, Quiñoner aclara que «se ha declarado una guerra, lo de anoche fue el primer chispazo». La tensión se masca en el ambiente. Esta misma mañana miembros de ambas etnias se amenazaban asegurando que «esto no se va a quedar así, os vamos a matar» decían unos, a lo que los nigerianos contestaban «nosotros no vamos a quedarnos tampoco sentados, y vamos a ganar».

«Esto no ha hecho más que empezar» asegura Quiñoner, «esta situación es muy grave y lleva muchos años fraguándose desde el año 2000 con la invasión de inmigrantes que se han hecho con el pueblo gracias al beneplácito de los políticos que les dan dinero y poder sin condiciones en detrimento de los que llevamos aquí más de 40 años, son unos canallas», se lamenta.

LA PELEA

El enfrentamiento comenzó en torno a las nueve en la zona comprendida entre las calles Regal y Tomás Rullan, por un altercado entre miembros de etnia gitana y un grupo de personas de raza negra, hasta sumar unos cincuenta implicados, según un portavoz de la Policía Local.

A la contienda, que se prolongó hasta la once de la noche, se fueron sumando los vecinos de la zona hasta el punto de que tuvieron que intervenir dos unidades de Intervención Inmediata de la Policía Local además de unidades de Antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía que tuvieron que realizar dos cargas para detener la pelea, cortar el tráfico y despejar la zona. Además se produjeron desperfectos en unos 15 vehículos y en el mobiliario urbano.

Por el momento se desconocen los motivos que originaron la pelea y se barajan «varias hipótesis», desde «problemas sentimentales, a un conflicto de convivencia, asuntos de mujeres o incluso vinculados al tráfico de drogas». Los efectivos policiales han mantenido un dispositivo de seguridad en la zona durante toda la noche para evitar enfrentamientos posteriores y la Policía Local ha informado de que mantendrá una vigilancia especial durante todo el día de hoy.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído