Entregó a la policía francesa al asesino de la pequeña

Un “Padre Coraje” venga la muerte de su hija 27 años después

Bamberski: “Mi único objetivo era hacer justicia”

Me siento aliviado. Mi único objetivo era cumplir justicia y ponerle fin a esta historia que me ha costado la vida

Se ha tomado la justicia por su mano ante la inoperancia de la policía francesa. André Bamberski se siente satisfecho y aliviado. Ha vengado, al fin, a su hija, asesinada en 1982 a manos de su entonces padrastro: el cardiólogo alemán Dieter Krombach.

RESPALDADO POR LA OPINIÓN PÚBLICA

La mayoría de la opinión pública francesa está de parte de este padre, ya anciano. Como ejemplo, el debate surgido en el artículo de L’ Express: ,

  • «Es un buen ejemplo de valentía y de honor de un padre hacia su hija. Bravo por el señor Bamberski».

El caso de Kalinka Bamberski se remonta a 1982 cuando la adolescente, de 14 años, moría a causa de un exceso suministro de inyecciones con el fin de sedarla.

PRINCIPAL SOSPECHOSO

La investigación señalaba como responsable involuntario a Krombach, su padrastro. Según sostendría desde entonces André, el padre biológico de Katrina, Krombach había suministrado una serie de inyecciones a la niña para dormirla y abusar de ella. Un error de la dosis habría causado la muerte.

La justicia francesa consideró probado el caso, condenando en 1995 a Krombach en rebeldía a 15 años de cárcel. El proceso no fue reconocido por Alemania debido a unas presuntas irregularidades que desvirtuaban las pruebas.

NO HUBO EXTRADICIÓN

La Corte europea de Derechos Humanos llegó a condenar a Francia por el juicio a Krombach, que fue absuelto en su país. Alemania nunca aceptó las peticiones de extradición de su vecino francés, la última en 2004.

Un detalle inquietante es que Krombach sí fue condenado a dos años de cárcel en Alemania por un hecho anterior, que involucraba también a una adolescente de la que abusaron mientras estaba anestesiada, según recoge L’ Express.

André Bamberski:

  • «El caso hubiera prescrito en 2015 y lo hubieran absuelto. Las autoridades francesas no habían hecho nada por lograrlo».

ENCARGÓ EL SECUESTRO

Bamberski reconoce haber encargado y pagado por el secuestro del médico alemán. Por eso ahora está detenido bajo cargo de secuestro y lesiones:

  • «Me siento aliviado. Mi único objetivo era cumplir justicia y ponerle fin a esta historia que me ha costado la vida».

Krombach tendrá que enfrentarse a un nuevo proceso. André Bamberski, el padre coraje, también. Pero seguro que en paz consigo mismo y con su hija.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído