Los guardias pagaron de su bolsillo la multa

Una grúa municipal se lleva un coche de la Guardia Civil camuflado

Estaba aparcado en un espacio reservado para coches oficiales

Imagínense la sorpresa de dos guardias civiles cuando, después de prestar declaración ante un Juez, vieron que el coche oficial camuflado en el que habían viajado desde Ribadeo no estaba donde lo habían dejado estacionado.

El vehículo oficial había sido retirado por la grúa municipal y se encontraba en el depósito del Polígono de O Ceao.

LA GUARDIA CIVIL SE QUEJA

La Asociación Profesional de Cabos y Guardias Civiles se quejó públicamente por el trato que recibieron los dos de sus asociados, que tuvieron que pagar «de su bolsillo» una multa que les impuso la Policía Local de Lugo, después de que la grúa municipal retirase su vehículo aparcado en espacio reservado para coches oficiales en el edificio de los Juzgados de la capital lucense, ubicado en la Praza de Avilés.

Inmediatamente, efectuaron varias llamadas y comprobaron que el vehículo oficial había sido retirado por la grúa municipal. Según Martínez, cuando ambos agentes se presentaron en las citadas instalaciones para llevarse el coche, el funcionario encargado les explicó que no podían retirarlo sin abonar antes la correspondiente multa.

Martínez precisó que, en ese momento, ambos agentes se pusieron en contacto con la Comandancia de Lugo para «alguien solucionase el problema», pero como no consiguieron ayuda, «pagaron la multa de su propio bolsillo» para retirar el coche oficial del depósito municipal y regresar a Ribadeo. (Agencias)

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído