Un hijo no reconocido reclama parte de la herencia

Abren su nicho y ya no está el muerto

Iban a exhumar el cuerpo para hacer pruebas de ADN

En el interior del nicho sólo quedaban flores secas. Ni resto del cuerpo

Los habitantes del pueblo de Cee, en Galicia, se han convertido sin quererlo en los protagonistas de una novela de misterio: el cuerpo de Crisanto López, un vecino del pueblo fallecido hace dos años, ha desaparecido.

El empresario gallego era un vecino del pueblo que falleció en 2007 dejando una cuantiosa herencia a su mujer y a sus tres hijas. Pronto apareció un supuesto hijo natural que reclamó su parte.

Cuál fue la sorpresa de la familia y los vecinos cuando supieron que el cadáver no podría ser exhumado para hacer la prueba de ADN… porque había desaparecido. El nicho estaba vacío: en el interior sólo quedaban flores secas. Ni resto del cuerpo.

UNA FAMILIA DESOLADA

Los vecinos del pueblo reconocen que el empresario tenía una relación muy cercana con su supuesto hijo, que ahora reclama su parte de la herencia, aunque nunca lo reconoció como tal.

Roberto Gayoso, abogado de una de las hijas:

«La familia está desolada. Las hijas son las primeras interesadas en que se descubra qué sucedió y por qué no estaban los restos de su padre en la tumba. Es una situación muy desagradable la que están viviendo estas personas y quieren que todo se aclare cuanto antes».

(Agencias)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído