Podría haber matado a 15 personas desde 1990

El ‘distinguido’ profesor era un asesino en serie

Ronald Janssen impartía clases de diseño industrial en Bélgica

El 'distinguido' profesor era un asesino en serie
Policía belga.

Está divorciado, es padre de dos niñas de 11 y 8 años y está considerado por sus colegas y alumnos un buen profesor

Ronald Janssen, un profesor belga de secundaria de 38 años y autor confeso de tres asesinatos, ha confesado a la Policía que es un asesino en serie y que podría haber matado hasta a 15 personas.

Desde 1990 podría haber perpetrado entre 10 y 15 asesinatos, algunos con motivación sexual, y otros delitos como robos o violaciones. La edad de sus víctimas oscilaría entre los 15 y los 28 años.

La policía está logrando que Janssen confiese con un método de interrogatorio que consiste en halagar sus capacidades para que se sienta orgulloso de todos sus actos y quiera que se conozcan para que sean valorados.

ASESINATO AL AZAR

En los últimos días, Janssen reconoció su responsabilidad en tres muertes: las dos últimas en Halen (norte de Bélgica) el 1 de enero, cuando mató a tiros a su vecina, Appeltans, de 18 años, y a su novio, Kevin Paulus, de 20.

Interrogado también por la muerte de Van Uytsel, de 18 años, cuyo cuerpo fue hallado en 2007 en un canal dentro de una bolsa de plástico, el profesor admitió haberla matado tras elegirla «al azar». La noche de su desaparición, Janssen la habría obligado a subirse a su furgoneta, incluso con su bicicleta, amenazándola con un arma. Después dijo que la llevó al sótano de su casa, donde la retuvo varios días horas antes de asesinarla.

De momento, se investiga su posible participación en el asesinato de Ingrid Caeckaert, apuñalada en 1991 en Heist-aan-Zee; y en el de Carola Titze, una joven alemana de 16 años, cuyo cuerpo fue encontrado en 1996 en este país.

El confeso asesino en serie está divorciado, es padre de dos niñas de 11 y 8 años y está considerado por sus colegas y alumnos un buen profesor de diseño industrial, labor que desempeña en un centro educativo de Loksbergen (en el noreste de Bélgica).

(EFE)

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído