Un policía nacional detenido por liderar el grupo que asaltó un camión con 80 kilos de cocaína

Un policía nacional está entre los 18 detenidos en la operación de los Mossos d’Esquadra que ha desmantelado un grupo relacionado con la introducción de 350 kilogramos de cocaína en Cataluña oculta en 692 motores eléctricos enviados entre abril de 2008 y septiembre de 2009, en concreto por presuntamente liderar la banda que asaltó un camión que llevaba uno de los cargamentos, de 80 kilos.

Según han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso, este policía de Sabadell supuestamente era uno de los cabecillas del grupo de atracadores de ‘narcos’ que robó la carga de la otra organización, que era la que introducía la droga en Cataluña.

La investigación policial se desarrolló en dos fases. En la primera, que culminó el 24 de mayo, se desarticuló al grupo de atracadores, compuesto presuntamente por ocho personas: dos de los detenidos el día de la recuperación del camión, cuatro el 24 de mayo tras registrarse cinco pisos de Sabadell, y dos que habrían huido el día del robo del camión.

La segunda fase de la investigación finalizó el 8 de julio con el registro de seis viviendas en Mataró y L’Hospitalet, que se saldó con nueve detenidos, supuestos integrantes del grupo de ‘narcos’ investigado. Esta organización habría participado en ocho envíos de cocaína oculta en motores eléctricos.

El grupo que traía la droga la cargaba en contenedores en Panamá que se transportaban por mar a Hamburgo, y desde Alemania se trasladaba por carretera al Puerto de Barcelona.

El sistema de ocultación de la droga era muy sofisticado y elaborado de manera que no se apreciaba ninguna manipulación del motor. Se ocultaba en el eje, que estaba cubierto con cable de acero, y en cada motor se escondía alrededor de medio kilo, con una pureza que oscilaba entre el 80 y el 90 por ciento.

Tutelada por el Juzgado de Instrucción número 27 de Barcelona, la investigación se inició en septiembre de 2009 a raíz de una actuación policial, coordinada entre los Mossos y la Guardia Urbana de Barcelona, que se saldó con la interceptación en Rubí de un camión robado cargado con 80 kilos de cocaína oculta en 162 motores, y el arresto de tres personas.

En el curso de la investigación se desmanteló un laboratorio de cocaína, desde donde se preparaba la sustancia para su venta.

El total de detenidos en esta investigación es de 18, de los que siete han ingresado en prisión. La investigación continúa abierta y no se descartan más arrestos una vez se analice el material informático intervenido.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído