63 dotaciones de Bomberos contra el fuego

63 dotaciones terrestres de los Bomberos de la Generalitat trabajan en la extinción del incendio de Viladecans (Barcelona), que ya ha calcinado 45 hectáreas de vegetación –según datos de los Agentes Rurales– y que se encuentra en fase de control.

Los 13 medios aéreos que trabajaban en el incendio se han retirado por la falta de luz, por lo que en la zona afectada seguirán los efectivos terrestres para reducir la intensidad de las llamas y remojar la zonas calientes, evitando así que el fuego pueda reavivar, han informado los Bomberos en un comunicado.

El jefe de los Bomberos de la Región Metropolitana Sur, Pascual Gámez, ha apuntado que el incendio «tiene toda la pinta de ser provocado porque ha empezado cerca de unas viviendas, en una zona donde difícilmente empieza un incendio». Aún así, Gámez se ha remitido a la investigación que realizarán los Agentes Rurales.

El Servei Català de Trànsit ha informado que ya no hay ninguna carretera cortada en la zona afectada por el fuego, y la Dirección General de Protección Civil ha reducido a fase de alerta el Plan de Emergencias por Incendios Forestal en Catalunya (INFOCAT).

El incendio ha obligado a desalojar a una cincuentena de trabajadores de las naves industriales de Sant Climent de Llobregat, y a los vecinos de una veintena de viviendas de la urbanización Orioles de Sant Boi (Barcelona), que ya han podido volver a sus casas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído