El torero que fue a la sede de ERC niega haberla atacado

El torero Enrique Guillén que fue este miércoles a la sede de ERC ha negado haberla atacado, y ha asegurado que se dirigió allí porque un grupo de personas que habían salido del local de los republicanos habían insultado y zarandeado a su esposa previamente.

En declaraciones a Europa Press, Guillén ha explicado que las personas que se encontraban en la sede de ERC sabían que se trataba de la mujer de un torero, por lo que tras la prohibición de las corridas de toros en Catalunya se dirigieron a ella con gritos de «asesina y fascista» y la empujaron al suelo.

El torero, que ha asegurado que ha denunciado a los que zarandearon a su mujer, ha recalcado que acudió al lugar de los hechos en defensa de su esposa, y que en ningún momento destrozó el mobiliario de la sede, solo pegó «un patada a una mesa» como consecuencia del estado de «crispación» en el que se encontraba.

ERC DENUNCIA EL ASALTO DE UN HOMBRE

ERC ha denunciado al hombre que este miércoles se presentó en la sede del partido en el Eixample y tras identificarse como torero, presuntamente atacó una de sus sedes, aunque no ha confirmado si se trataba de Guillén.

En un comunicado, ERC ha informado que el atacante se presentó en el local e increpó a los miembros de las juventudes del partido, que estaban celebrando una reunión.

Según los republicanos, el hombre destrozó el mostrador de la sede. Minutos más tarde, llegó acompañado de una mujer y dos individuos más y destrozaron material audiovisual, libros y otros objetos, arrancaron una bandera independentista y lanzaron diversas sillas, hiriendo a la pierna de uno de los jóvenes.

El portavoz del partido, Ignasi Llorente, ha lamentado que «algunas personas hayan confundido un debate de ética animalista en contra de la tortura y de la crueldad como espectáculo con un debate identitario».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído