Condenan a cárcel a los miembros de una red granadina que usaba personas como ‘mulas’ para transportar droga

La Audiencia de Granada ha condenado a penas de hasta cuatro años y medio de cárcel y multas de 69.000 euros a cada uno de los siete integrantes de una red que usaba personas como ‘mulas’ para transportar droga en su organismo desde República Dominicana a España. Se trata de seis hombres y una mujer, todos ellos salvo uno, que es granadino, de nacionalidad dominicana.

Los siete procesados han acudido a la Sección Segunda de la Audiencia para asistir a un juicio en el que estaban acusadas un total de 21 personas. Sin embargo, el fiscal ha decidido retirar los cargos contra 14 de ellas y ha rebajado su petición de pena a los siete restantes, que se enfrentaban inicialmente a condenas de hasta 13 años y medio de cárcel por un delito contra la salud pública y otro de blanqueo de capitales.

El Ministerio Público ha considerado que el patrimonio en bienes inmuebles con el que cuentan los acusados puede ser anterior a la comisión del tráfico de drogas y que no se ha demostrado que exista una relación directa entre los ingresos procedentes de la venta ilícita con la adquisición de propiedades, por lo que ha decidido retirar el delito de blanqueo y mantener el de tráfico de drogas, informaron a Europa Press fuentes del caso. Por ello, los siete procesados han aceptado una condena de entre dos años y medio y cuatro años y medio de prisión, sólo por un delito contra la salud pública, después de que el fiscal modificara sus conclusiones provisionales.

Teniendo en cuenta que los abogados de los 21 acusados iniciales han manifestado su intención de no recurrir el fallo, el presidente del tribunal ha declarado firme la sentencia y ha estimado que los que tienen que hacer frente a cárcel cumplan su pena en territorio nacional, sin perjuicio de ulteriores medidas de traslado a sus respectivos países de origen.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que tuvo acceso Europa Press, las investigaciones policiales realizadas determinaron que los ya condenados se dedicaban a la venta de droga al por menor en locales de ocio y pubs de Granada. Así, se acordó intervenir el teléfono móvil de uno de los acusados y de su entorno y se llegó a la conclusión de que él era abastecido de cocaína por otro de los implicados –que tenía sus colaboradores–, que controlaba estas actividades ilícitas auxiliado por una mujer, que coordinaba, llevaba la contabilidad y hacía los pagos y los cobros de las transacciones.

DROGA ADULTERADA

Además, ésta se ponía en contacto con personas encargadas de transportar la mercancía desde República Dominicana. La droga era introducida en territorio nacional por «correos humanos» que la portaban en su cuerpo y que posteriormente era tratada con una sustancia de corte «a fin de aumentar su cantidad». La red disponía además de un piso propiedad de otro de los procesados en Madrid para la recepción y tratamiento de las sustancias estupefacientes.

Así, el 9 de abril de 2008 un de los ‘correos’ transportó en su cuerpo desde Argentina una cantidad indeterminada de bolas de cocaína y la introdujo en España para su venta a terceros. El hombre fue trasladado al piso de Madrid, en el que la droga fue tratada después de su evacuación corporal. Después, fue oculta para su traslado en el interior del capó de un vehículo que se desplazó hasta La Herradura, en Almuñécar, Granada. Sin embargo, los ocupantes del turismo fueron detenidos en el Paseo Marítimo de la localidad por el dispositivo que hacía seguimientos de sus actividades, interviniéndose la cocaína, que resultó pesar casi 400 gramos y hubiera alcanzado en el mercado ilícito el valor de más de 23.200 euros.

Tras los arrestos practicados, el juez autorizó el registro de tres domicilios, dos de ellos en Madrid y uno en La Herradura, y de un local comercial, donde los agentes encontraron sustancias para adulterar la droga y aumentar su cantidad, documentación sobre la contabilidad de las operaciones de tráfico, dólares y euros, presas hidráulicas y moldes y más de medio kilo de cocaína con un valor de casi 33.000 euros, entre otros artículos relacionados con el delito.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído