Cae una banda que cruzaba España en coches a gran velocidad cargados de droga

Cae una banda que cruzaba España en coches a gran velocidad cargados de droga
En la imagen, droga incautada en el interior de un vehículo en una operación de la Policía Nacinal contra el narcotráfico. EFE/Archivo

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a 12 integrantes de una organización criminal que atravesaban España circulando por autopistas a altísimas velocidades en coches robados y cargados de droga procedente del norte de África con destino a Francia.

Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, las detenciones se han producido en las provincias de Murcia, Alicante, Almería y Barcelona y en los registros efectuados se han intervenido 700 kilogramos de hachís, 8 vehículos de alta gama, dos camiones y diverso material.

Los integrantes de la red se dedicaban al traslado de droga mediante el procedimiento «go fast routier», consistente en trasladar partidas de estupefacientes en vehículos adaptados con dobles fondos entre España y otros países europeos, normalmente Francia.

Para asegurar la entrega de la mercancía en el país de destino en el menor tiempo posible, los traficantes circulan a altas velocidades por autopistas y autovías en vehículos de alta gama sustraídos o provistos con matrículas falsas.

Los vehículos portadores de la droga van precedidos por otros vehículos denominados «lanzaderas» que son los encargados de avisar a los narcotraficantes de posibles controles policiales o cualquier otra incidencia en el camino.

Algunos de los detenidos en esta operación, consiguieron hace unos meses eludir en la provincia de Albacete la persecución de varias patrullas de la Guardia Civil, y llegaron a alcanzar velocidades superiores a los 240 kilómetros por hora.

Las investigaciones se iniciaron a principios de año cuando se conoció la existencia de una organización compuesta en su mayor parte por ciudadanos de origen magrebí y franceses que, ayudados por españoles que realizaban labores de infraestructura (falsificación de vehículos o preparación de dobles fondos en automóviles), trasladaban importantes cantidades de hachís desde el norte de África.

El destino final de la droga era principalmente la Costa Azul francesa.

Uno de los cabecillas de la red fue localizado en una localidad de los extrarradios de Barcelona, pero huyó tras conocer que había sido condenado en España a 20 años de prisión por delitos anteriores relacionados con el tráfico de drogas.

Los investigadores habían localizado ya a otros miembros del grupo, sus lugares de residencia y los almacenes que podrían utilizar para guardar la droga hasta su traslado a Francia.

Así, a mediados de septiembre, los investigadores detectaron que un vehículo cargaba mercancía en uno de los domicilios que la organización utilizaba para almacenar la droga, en San Pedro de Pinatar (Murcia).

El vehículo fue interceptado en las proximidades de Cartagena y se hallaron en su interior más de 100 kilogramos de hachís, por lo que sus ocupantes, un hombre y una mujer, fueron detenidos.

Los otros supuestos integrantes fueron arrestados en las provincias de Murcia, Alicante y Almería, donde se llevaron a cabo varios registros domiciliarios.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído