Detenida la madre del niño muerto cuyos huesos fueron hallados en una maleta en Menorca

La Policía Nacional ha identificado al menor cuyos huesos fueron hallados en una maleta abandonada en Maó y que en la actualidad tendría 11 años y detuvo ayer por la tarde a su madre, Mónica J.F., como presunta autora de los hechos, ocurridos en el 2008.

En un comunicado, la Jefatura Superior de Policía de Baleares ha destacado que una «rápida y eficiente» investigación realizada por el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional ha logrado identificar al niño cuyos restos óseos fueron hallados el pasado día 24 de noviembre por dos excursionistas en el interior de una maleta, que fue abandonada junto a un torrente cercano a Binidalí, en la capital de Menorca, Maó.

Por otro lado, ha señalado que las investigaciones siguen abiertas y ha anunciado que el próximo lunes, y una vez finalizadas las diligencias policiales, se realizará una rueda de prensa en la Jefatura Superior de Baleares para informar de todos los hechos.

De este modo, los agentes policiales han tardado menos de 72 horas en identificar al menor y resolver el caso, después de que las primeras investigaciones concluyeran que los restos óseos hallados en el interior de una maleta correspondían a un varón preadolescente, de entre 10 y 13 años, que había fallecido hace entre uno y tres años y cuyo cuerpo se descompuso dentro de esta maleta.

Asimismo, junto a los huesos del menor, también se encontraron revistas infantiles de cómic manga en castellano, así como cromos, lápices de colores y una araña y un escorpión de juguete dentro de un cristal de metacrilato. Por otro lado, en el interior de la maleta, que era de color rojo y de tela, se hallaron un chándal, unos vaqueros, unas bermudas y una camiseta de manga corta, que correspondí a un varón de entre 10 y 13 años.

Así, tras analizarse los huesos, estos se enviaron a la Sección de Antropología de la Comisaría General de la Policía Científica de Madrid, donde se realizaron las pruebas de ADN, que han determinado la identidad del menor, lo que ha permitido arrestar a su madre. Mientras, el anatómico forense determinó la edad exacta del menor, el sexo y las posibles causas de la muerte.

Pese a que el cuerpo llevaba fallecido desde el 2008, aún se pudieron encontrar restos orgánicos, que aún no se habían descompuesto. La investigación la está llevando a cabo el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, en coordinación con la Comisaría de Maó y la Comisaría General de Madrid, por orden del Juzgado de Instrucción número 2 de Maó.

SE DESCARTA UNA EXHUMACION

La portavoz de la Policía Nacional en Baleares, Janka Jurkiewicz, destacó este viernes el hecho de que el cuerpo se haya descompuesto en el interior de la maleta de viaje, lo que significaría que no se han recogido los huesos de algún lugar para depositarlos en la maleta, sino que llevaban ahí desde que falleció el menor, por lo que se descarta una exhumación de un cadáver.

Sin embargo, precisó que esto tampoco significa que haya muerto en el interior de la maleta, sino que pudo haber fallecido antes y haber sido, posteriormente, introducido en la misma, teniendo en cuenta que es de un tamaño suficiente como para que las compañías aéreas obliguen a facturarla.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído