Madrid. Detenida «in fraganti» en Torrejón de Ardoz una banda que desvalijaba viviendas

La Policía Nacional ha detenido «in fraganti» en Torrejón de Ardoz a cuatro miembros de una banda dedicada a robar en domicilios. Tres de ellos fueron arrestados instantes después de desvalijar una vivienda, y el cuarto estaba en su domicilio y se encargaba de dar salida a los efectos robados.

Hasta la fecha se les atribuye la comisión de al menos ocho robos con fuerza, según informó este lunes la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Los agentes les intervinieron un datáfono con el que realizaban compras mediante tarjetas usurpadas o robadas.

La investigación se inició hace varios meses a raíz de una información que apuntaba a que en una vivienda del distrito de Carabanchel podrían alojarse varios individuos dedicados a cometer robos. Los agentes estaban tras la pista de estas personas desde hacía 18 meses.

Un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones del domicilio permitió advertir la presencia de un vehículo con las lunas traseras tintadas enfrente, que llamó la atención de los agentes, por lo que decidieron vigilarle también. A él se subieron dos individuos, identificados más tarde como Jorge Enrique M. D. y Zully Yesenia M. G., que, tras circular varios kilómetros, recogieron a una tercera persona, Willian Augusto D. G.

Las tres personas se dirigieron a Torrejón de Ardoz y tras aparcar el vehículo, los hombres entraron en un bloque de pisos y la mujer permaneció en actitud vigilante en un parque próximo simulando efectuar llamadas telefónicas. Apenas unos minutos después, los hombres salieron de la finca con una bolsa de plástico blanca en dirección al vehículo, seguidos a ciertas distancia por la mujer.

En ese momento, los agentes detuvieron a las tres personas y comprobaron que en la bolsa portaban numerosas joyas, dinero en efectivo y otros efectos, entre ellos, guantes y «resbalones» de plástico con los que perpetrar sus robos.

En el registro de su domicilio, los agentes hallaron una gran variedad de efectos, presumiblemente procedentes de otros robos, entre ellos más de una treintena de relojes, numerosas joyas de oro (anillos, pulseras, pendientes, collares, colgantes y cadenas), teléfonos móviles, ordenadores portátiles y cámaras de fotos.

Además, en una habitación del piso, ocupada por Davinia C. P., los policías encontraron un datáfono con el que realizaban compras mediante tarjetas usurpadas o sustraídas. Junto a él había una veintena de comprobantes de transacciones realizadas con tarjetas, por lo que los agentes detuvieron también a estas mujer como presunta autora de un delito de estafa y otro de receptación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído