Madrid. Detenidos los autores de una veintena de robos con fuerza en vehículos en la zona noroeste

La Guardia Civil de Las Rozas ha detenido a los presuntos autores de 21 robos con fuerza en el interior de vehículos perpetrados en los aparcamientos de grandes superficies comerciales ubicadas en la zona noroeste de la Comunidad de Madrid.

Según informó la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, han sido detenidos dos ciudadanos rumanos, de 32 y 40 años, y recuperados numerosos efectos sustraídos. Los arrestados, a los que se les vincula con otros siete robos más en grado de tentativa, cuentan con antecedentes y ya han ingresado en prisión.

La investigación comenzó el pasado mes de octubre tras recibirse en la Guardia Civil de las Rozas varias denuncias. El «modus operandi» utilizado era el mismo: todos los vehículos presentaban la fractura de una de las ventanillas, por la que habían accedido al interior del automóvil y sustraído todos los efectos de valor de su interior.

Además, todos los robos se habían cometido en el aparcamiento de una superficie comercial, por lo que los agentes visitaron y visionaron las cámaras de seguridad de todos los centros comerciales ubicados en la zona noroeste de la Comunidad de Madrid.

En breve tiempo, las gestiones policiales dieron sus frutos y permitieron identificar un Seat Ibiza ocupado por dos individuos, que resultó ser el automóvil con el que se desplazaban para cometer los robos. El Ibiza había sido sustraído en marzo en Leganés y, para entorpecer las labores de la policía, portaba una placa de matrícula doblada correspondiente a un vehículo similar de Fuenlabrada.

El pasado 10 de diciembre se produjo otro robo en un automóvil en un centro comercial de Las Rozas y se estableció un dispositivo de vigilancia en la zona, localizando poco después a dos individuos en el interior de un Seat Ibiza. En el momento en el que los agentes se dirigían hacía el coche para identificar a sus ocupantes, el conductor emprendió la huída, intentando atropellar a los guardias civiles, que tuvieron que apartarse para no ser arrollados.

Poco después, tras estrellarse el automóvil, sus ocupantes emprendieron la fuga a pie, logrando los agentes detener a uno de ellos. Horas después, se identificó el domicilio del segundo delincuente, en Torrejón de Ardoz, donde fue detenido.

En el registro del domicilio de uno de los arrestados se localizaron diversos dispositivos de memoria, gafas de sol, bisutería, navegadores, móviles, e incluso un ordenador portátil.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído