La Xunta apuesta por que Novacaixagalicia se convierta en una caja que controle un banco

La conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, ha desvelado cuál es la alternativa de futuro para Novacaixagalicia por la cual apuesta la Xunta al asegurar que «la mejor solución» en el actual contexto de reforma del sistema financiero consiste en convertirse en «una caja de ahorros evolucionada con un banco asociado» sobre el que la entidad fundacional tenga el control.

La conselleira ha considerado que las mejores alternativas para Novacaixagalicia pueden ser mantenerse con la forma jurídica de una caja, pero que tenga el control accionarial de un banco o, en caso de no ser su participación la mayoritaria, pasar a ser una fundación. Con ambas salidas, ha dicho, se mantendrían el poder de decisión en la comunidad y la obra social.

Así lo ha revelado en respuesta a una pregunta del PPdeG en el pleno del Parlamento de Galicia, en la que Fernández Currás ha indicado que ésta es la opción por la que apuesta la Xunta, a falta de conocerse los resultados de 2010 de la entidad y de conocerse «si se hará uso» del dinero pedido al FROB antes de que el decreto entrase en vigor, una fórmula que permitiría que los nuevos fondos computasen en el capital, pero que el Banco de España limita sólo a las cajas que suspendieron los test de estrés del año pasado.

En este sentido, durante el debate de una interpelación previa sobre el sistema financiero, la conselleira ha afirmado que espera que «la estrategia diseñada conjuntamente» por Novacaixagalicia y la Xunta de solicitar más ayudas al FROB 1 –del que la caja ya recibió 1.162 millones para la fusión– «dé resultado», aunque ha admitido que la entidad «aún así» necesitaría «nuevas aportaciones» para alcanzar las ratios mínimas de capital exigidas.

«CAJA DE AHORROS EVOLUCIONADA»

En cualquier caso, la conselleira ha dicho que, con los datos que se conocen a día de hoy, «la mejor solución para Galicia pasaría por una fórmula que permitiese mantener el poder de decisión al tiempo que la obra social y ese concepto no es otro que una caja de ahorros evolucionada con un banco asociado».

«En todo caso, el control accionarial pertenecería a la caja», ha defendido y ha indicado que el marco jurídico al que debe acogerse Novacaixagalicia es el que marca la Lorca. La ley permite este control sobre un banco bien a través de una caja que tenga un control accionarial mayoritario, con lo que «puede mantener la fórmula jurídica de caja de ahorros», o que el control no sea mayoritario, «en cuyo caso tendría que constituir una fundación de carácter especial».

De este modo, ha defendido la titular de Facenda, se cumple con «la hoja de ruta trazada en el Parlamento», en donde los tres grupos han respaldado por unanimidad mantener en Galicia el poder de decisión y que se prosiga con la obra social.

La titular de Facenda ha apuntado que, aunque «la última decisión corresponde» a la caja –«como siempre correspondió, ha puntualizado–, los poderes públicos, como depositarios de la voluntad popular, «no se pueden sustraer a determinar su posición en un aspecto tan fundamental». Precisamente, Novacaixagalicia reúne este jueves a su Consejo de Administración y ahí planteará las alternativas de futuro que baraja.

EN DESACUERDO CON EL BANCO DE ESPAÑA

Durante una interpelación previa a la pregunta del PP, la conselleira ha manifestado su desacuerdo con las decisiones del Ministerio de Economía y del Banco de España. «Es altamente improbable la continuidad del subsector de las cajas tal y como las conocemos y me atrevo a profetizar que no quedará caja de ahorros en España, salvo alguna anecdótica de escaso tamaño y representatividad», ha avisado la titular de Facenda.

Fernández Currás ha considerado «improbable» que, con los estándares fijados por el decreto ley del Gobierno y la circular del Banco de España sobre la financiación mayorista, «ninguna entidad de mediano o gran tamaño cumpla o consiga mantenerse en el 20%», lo que «obliga a mercantilizarse» a las cajas. El Gobierno central y el regulador establecen que deben alcanzar el 10% de core capital las entidades que superan el 20% de financiación mayorista y no hayan colocado, al menos, una quinta parte de sus títulos entre terceros.

FINANCIACION MAYORISTA

Así, la conselleira ha manifestado su desacuerdo con «los métodos utilizados» en los nuevos documentos normativos y ha considerado «abusiva» la circular, «hasta el punto de incluir la financiación minorista como mayorista».

«Todos sabemos que las cajas no tienen accionistas y, si el Banco de España hace imposible el cumplimiento de los requisitos de financiación mayorista, ya está», ha dicho en alusión a que, de este modo, se cierran las vías de la caja gallega para tratar de mantener su modelo actual.

En este contexto, las opciones que quedan son mantenerse como una caja, algo que resulta «prácticamente imposible» con las condiciones marcadas; constituir un banco en el que la caja sea «accionista de control»; la integración en un SIP o fusión fría ya en marcha, que conllevaría «una pérdida de capacidad de decisión y más empleos», así como la unión de forma «minoritaria en un proyecto de mayor dimensión».

Por último, Fernández Currás ha indicado que otra vía es la entrada del FROB 2 en la entidad. En tal caso, «la mejor opción sería la entrada del FROB y una salida pactada», como una manera de «ganar tiempo» para reforzarse.

«DEJE EL LAMENTO»

Los portavoces tanto del PSdeG como del BNG en el debate, María José Caride y Fernando Blanco, respectivamente, han coincidido en señalar, antes de conocer cuál es la apuesta de la Xunta, que la conselleira da por hecho que Galicia «no tendrá caja», algo que han considerado «preocupante» y han instado a la Xunta a tomar la iniciativa.

La socialista ha pedido al Gobierno gallego que «deje ese lamento y ponga sobre la mesa» opciones, pues el PSOE tiene «la mejor predisposición para mantener una entidad solvente» y que la comunidad se mantenga en el mapa financiero.

En este sentido, ha subrayado que «algunos están actuando y tienen un plan de viabilidad futura y otros se siguen quejando». Además, Caride ha censurado la actitud de la caja, que «se quedó sola» dentro de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) con su postura. En este sentido, Fernández Currás, ha replicado que dentro de la propia CECA hay opiniones «divergentes».

RESPONSABLES DE LA SITUACION

«Entre todos la mataron y ella sola se murió», ha ironizado el representante de la formación nacionalista en su intervención, para señalar que en esta situación de la caja gallega «hay muchos responsables que no aparecen». Así, ha replicado a la portavoz socialista que si, el problema es la credibilidad de España en los mercados internacionales, «eso tiene responsables», entre los que ha citado al gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, a quien ha acusado de que «no estaba para poner orden, pero sí para deshacer las cajas».

Blanco ha manifestado, además, tener «serias dudas» de que Novacaixagalicia «tenga una dirección única» y ha defendido que es «esencial» la existencia de la caja, aunque con un funcionamiento basado en «otros criterios». El diputado del BNG ha considerado también que el decreto ley invade las competencias gallegas sobre cajas de ahorros, por lo que ha reclamado al Gobierno de la Xunta que recurra la norma. La conselleira ha respondido que iniciarán acciones judiciales si hay tal vulneración del Estatuto gallego.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído