Piden 35 años para tres presos por amotinarse y secuestrar a tres funcionarios en La Modelo de Barcelona

La fiscal pide 35 años y seis meses de prisión para tres presos de la cárcel La Modelo (Barcelona) por amotinarse y secuestrar durante una hora a tres funcionarios de prisiones a los que maniataron y colocaron punzones en sus gargantas, hasta que otro grupo de funcionarios consiguió reducirles.

Según han explicado los funcionarios secuestrados en el juicio celebrado este miércoles en la Audiencia de Barcelona, el 4 de febrero de 2007 los tres reclusos, que pertenecían al módulo sexto –de máxima seguridad y donde cumplen condena los reos más peligrosos–, aprovecharon que finalizaba su hora de patio para atacar a los trabajadores.

«Debían entrar de uno en uno, pero cuando entró el primero se abalanzaron sobre nosotros, nos pusieron punzones en el cuello y nos dijeron que si no se cumplían sus exigencias nos iban a ejecutar», ha explicado una de las funcionarias afectadas.

Al dar la voz de alarma, se personaron otros miembros de seguridad del centro que no podían acceder a la galería por que se lo impedía una cancela -una puerta de reja de seguridad–.

Cuando les capturaron, cogieron sus llaves de las celdas de la galería donde encontraron cinturones de albornoz con los que les ataron las manos, y les quitaron los cordones de los zapatos para inmovilizarles los pies.

Los reclusos exigieron un teléfono móvil que les fue entregado por los vigilantes y llamaron a la dirección general del centro diciendo: «Esto es un secuestro en La Modelo, o se cumplen nuestras exigencias o los matamos», ha explicado la funcionaria.

En un momento de la retención, un preso de la galería increpó a los presos sublevados por su acción, momento en el que dos de ellos abrieron su celda para atacarle.

Cuando el tercero se separó de la funcionaria, que era la única a la que no habían atado, sus compañeros aprovecharon la distracción, abrieron la cancela y les redujeron, no sin antes recibir uno de los funcionarios secuestrados un corte en la oreja con uno de los objetos que no han sido identificados.

SINDROME DE ABSTINENCIA

Los acusados, Jose Antonio R.A., José Luis R.P. Y Manuel G.R. han asegurado ante el juez que éste último llevaba días con síndrome de abstinencia y pidiendo a los funcionarios que le dieran su dosis de metadona, cosa que le negaban.

Manuel G.R. ha explicado que ese día se encontraba muy mal porque tenía el mono y cuando le insistió a unos funcionarios que le dieran su medicación le empezaron a pegar.

Los otros dos acusados han expuesto que conminaron a los trabajadores del centro para que dejaran de golpearle, motivo por el cual les dieron una paliza.

Por todo ello, han negado el motín y el secuestro asegurando que no se atreverían a hacerlo. «Si tocas a un funcionario estás muerto», han dicho.

La fiscal pide además una multa de 480 euros y una indemnización para los afectados de 10.700 euros por tres delitos de detención ilegal, dos delitos de lesiones y una falta de lesiones.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído