Antonio Salvá, padre de un guardia civil asesinado por ETA, cree que hay «simpatizantes» de la banda en Mallorca

Antonio Salvá , padre de Diego Salvá , uno de los dos guardias civiles asesinados durante el atentado de ETA perpetrado hace hoy dos años en Palmanova, ha asegurado que la organización terrorista cuenta con «simpatizantes» en Mallorca, que, según él, ya no es «la isla de la calma».

Durante un acto de homenaje a su hijo y al otro guardia civil fallecido, Carlos Sáenz de Tejada, Salvá ha agradecido tanto a los anteriores responsables políticos como a los actuales el apoyo prestado.

No obstante, ha reprochado algunos actos que se han celebrado en la isla durante estos dos últimos años como la visita a Sa Pobla de una activista catalana que había sido condenada por colaborar con el Comando Barcelona o el hecho de que la Universitat de les Illes Balears (UIB) acogiese una charla del dirigente de la izquierda abertzale Tasio Erkizia.

Además, ha dicho sentirse «traicionado» por jueces y políticos, quienes están «negociando» con ETA, según ha afirmado. Salvá ha lamentado que «se excarcelen etarras», se produjese la legalización de Bildu, o que se «negocie con asesinos».

Asimismo, ha augurado que próximamente se derogará la Ley Parot, y se producirá la adhesión de Navarra a Euskadi, «previa legalización de Sortu». Por todo ello, el padre del guardia civil asesinado ha pedido que todos los delitos terroristas que tengan lugar en Europa sean juzgados en un tribunal europeo «para evitar el cachondeo de la manipulación política» y para estar «más protegidos».

(HABRA AMPLIACION)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído