Cataluña. Desarticulado un grupo criminal que asaltaba inmuebles con violencia

Los Mossos d’Esquadra han desarticulado un grupo criminal dedicado a cometer asaltos violentos en Barcelona y su Área Metropolitana.

Según informa la policía autonómica catalana, el primero de los asaltos presuntamente vinculado con esta banda se produjo en mayo. Un mínimo de 4 personas atacaron un domicilio de Viladecans con armas de fuego y cuchillos, llevando la cara tapada. Llegaron a disparar pero no hirieron a nadie.

Sólo 10 días después del primer asalto, los ladrones cometieron otro robo en Sant Boi de Llobregat. En este caso, la víctima, de nacionalidad española, fue atacada cuando salía de su casa y obligada a volver a entrar en su domicilio.

Una vez allí, dos individuos, con un puño americano, le golpearon y amenazaron para que abriera la caja fuerte, de donde se llevaron una cantidad importante de dinero.

De forma similar, el pasado 15 de junio, la banda habría asaltado a un ciudadano pakistaní en Barcelona cuando llegaba a su domicilio. En este caso, los asaltantes fueron tres y también se llevaron dinero.

El grupo, que escogía sus víctimas y les amenazaba para que no denunciaran los hechos ante la policía, tenía como objetivo el dinero y objetos de valor.

Por este motivo los Mossos investigan si puede haber hechos de características similares, cometidos por el mismo grupo y que todavía no han sido puestos en conocimiento de la policía.

Las gestiones de investigación permitieron identificar inicialmente a dos de los autores del primer asalto y posteriormente se identificó al resto de integrantes.

El resultado fue la detención de cinco de los miembros del grupo y la intervención de varios objetos que podrían haber sido utilizados para cometer los robos. También se intervinieron motocicletas robadas que utilizaban para cometer los asaltos.

En el registro de uno de los domicilios utilizados por la banda, en Cubelles, se encontraron, escondidas en un falso techo, tres armas de fuego, alguna de ellas desmontada, munición de diferentes calibres, un puño americano, otras armas disuasorias y elementos de disfraz y ocultación del rostro.

Los detenidos tienen multitud de antecedentes violentos y son reincidentes. Cuatro de ellos se encuentran ingresados en prisión preventiva por orden de la autoridad judicial. Los Mossos no descartan más detenciones.

Se les imputan tres delitos de robo con violencia e intimidación en el interior de los domicilios en las poblaciones de Viladecans, Sant Boi de Llobregat y Barcelona además de los delitos de tenencia de armas y explosivos, de lesiones, de robo de vehículos (utilizados para cometer los robos) y de pertenencia a grupo criminal.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CUIDADO DE LA CARA

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído