Desmantelado un grupo organizado que intentó introducir más de una tonelada de hachís en Tenerife

Agentes de la Policía Nacional han detenido a los siete integrantes de un grupo organizado dedicado el tráfico de hachís que operaba en Santa Cruz de Tenerife. Los investigadores localizaron el lugar del desembarco de la droga y consiguieron intervenir los 44 fardos de hachís, cuyo peso aproximado alcanzada la tonelada y media.

El dispositivo policial se activó tras la llamada de un ciudadano al servicio de emergencias del 112 en la Comisaría de la Laguna en la que alertaba de movimientos sospechosos en Punta del Hidalgo.

Ante la posibilidad de que se tratase de un desembarco de sustancia estupefaciente, los agentes activaron un dispositivo policial compuesto por efectivos de Seguridad Ciudadana y Policía Judicial, y con el apoyo del helicóptero de Medios Aéreos dependientes de la Jefatura Superior de Policía de Canarias con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

El inmediato despliegue policial condujo a la incautación de 42 fardos de sustancia estupefaciente en el mismo lugar donde los traficantes efectuaron el desembarco.

Los fardos estaban ya cargados en dos vehículos que fueron abandonados precipitadamente por los delincuentes ante la llegada de los agentes. Allí se intervino además una embarcación semirrígida.

Los efectivos policiales continuaron la búsqueda de los narcotraficantes a pie por los alrededores, una búsqueda que, dada la orografía del terreno, contó con el apoyo del servicio de helicópteros.

Fueron localizados otros dos fardos y se detuvo a los dos tripulantes de la referida embarcación, dos ciudadanos marroquíes, los hermanos K.B. y M.B., que habían buscado refugio en unas plataneras cercanas.

Las investigaciones posteriores condujeron a la detención de otras cinco personas más en San Isidro (Granadilla), el peruano C.V.D.A., el español S.C.G. y los magrebíes A.B., B.B. y A.R.A.A.. Entre ellos se encontraba el cabecilla del grupo, quien además era dueño de una empresa de fontanería.

SEIS VEHICULOS

En los distintos registros practicados se intervinieron seis vehículos, 3.123 euros en efectivo, dos GPS, una brújula, un motor de zodiac, varios teléfonos móviles y siete bidones de gasolina. El total de la droga incautada asciende a 1.408 kilogramos distribuida en 44 fardos.

Los detenidos han sido ya puestos a disposición de la Autoridad Judicial, quien decretó el ingreso en prisión de cinco quedando en libertad con cargos los otros dos. La operación ha sido realizada por las Brigadas Locales de Policía Judicial y Seguridad Ciudadana de la Comisaría de la Laguna, y ha contado con la colaboración del Servicio de Medios Aéreos dependiente de la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído