EL SUMARIO DEL CRIMEN DE ASUNTA OFRECE ALGUNAS SORPRESAS

El verdadero rostro de Basterra: de «mosca muerta» a «mente perversa» del crimen

El periodista que presuntamente adoraba a su hija a pasado a ser el cerebro del crimen

El verdadero rostro de Basterra: de "mosca muerta" a "mente perversa" del crimen
Alfonso Basterra poco antes de acudir al funeral de su hija EFE

Alfonso Basterra, el hombre que según algunos testimonios aseguraba no saber qué hacer sin su hija Asunta, fue el cerebro del crimen. Así se desprende del sumario una vez levantado el secreto del mismo, que señala al periodista como la «mente perversa» detrás de la muerte de la niña.

Basterra, tal y como publica el Semanal Digital — De «mosca muerta» dependiente de Porto a «mente perversa» del crimen — se le había presentado a lo largo de estos dos meses como una mosquita muerta que dependía, en lo afectivo -y, según algunos, también en lo económico-, de Rosario Porto, ha dejado anodados.

El sumario señala al periodista como la citada «mente perversa» y el responsable de haber adquirido los medicamentos para drogar a Asunta, así como de haberlos colocado en la comida de la niña. Un extremo que él mismo negó en la entrevista concedida a El Correo Gallego.

CAMBIO DE ROLES

La mansa imagen de Basterra ha trastocado también la de Porto, cuya depresión y un supuesto deseo de cambiar de vida se daban como posibles motivos del asesinato de Asunta.

De hecho, Porto, integrada en la flor y nata de la sociedad compostelana, era presentada como la mujer que podría haber influido en Basterra para llevar adelante el crimen.

Por el contrario, el sumario señala a Basterra como el autor intelectual del crimen. Un caso que no está cerrado y del que todavía queda mucha tela por cortar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído