"Fue un placer oírle gritar, mamma mía cómo gritaba. Al final no quedó nada de él"

Los cerdos devoran vivo a un capo mafioso en una ‘vendetta’ entre clanes

En represalia por el asesinato del jefe Domenico Bonarrigo, a quien mataron de tres tiros

Fue secuestrado en marzo de 2012 y su cuerpo jamás ha sido encontrado

Francesco Raccosta, uno de los líderes de la Ndrangheta calabresa, que desapareció en marzo de 2012, fue torturado en esas fechas a golpe de pala por un grupo rival que, posteriormente, le arrojó a una piara de cerdos para que se lo comieran vivo.

Según ‘New York Daily News‘, la Policía ha conseguido arrestar a uno de los responsables del crimen, al que localizaron a través de unas escuchas telefónicas, en una operación en la que también se han detenido al menos a 20 personas acusadas de pertenecer a esta mafia, todos ellos acusados de cometer cinco asesinatos.

«FUE UN PLACER»

Las autoridades han publicado parte de las escuchas telefónicas que han ayudado a detener al principal acusado:

«Fue un placer oírle gritar, mamma mía cómo gritaba. Al final no quedó nada de él. Ese cerdo realmente puede comer».

El tribunal de la ciudad de Reggio Calabria, en el sur del país, ha indicado que el asesinato probablemente tuvo lugar el mismo día en que Francesco Raccosta desapareció. Su cuerpo nunca ha sido encontrado.

Los investigadores han precisado que este crimen fue uno de los cinco cometidos en represalia por el asesinato del jefe Domenico Bonarrigo, disparado en tres ocasiones mientras conducía su coche once días antes.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído