Practica en un templo una modalidad de meditación que le ayuda a alcanzar el estado zen

[Vídeo] Al primer ministro japonés le zurran de lo lindo antes de que tome decisiones

"Su confianza se basa en hacer las cosas con calma"

Los soporta estoicamente sin proferir una sola queja

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, recibe latigazos a diestro y siniestro o, más bien, ‘varazos’. Se los dan siempre antes de que tome una decisión, y los soporta estoicamente sin proferir una sola queja.

Y es que el mandatario practica en un templo una meditación que le ayuda a alcanzar un estado Zen. Así afronta con serenidad los desafíos.

«Su confianza se basa en hacer las cosas con calma, es la impresión que me da. No es una confianza que proceda de la excitación, sino de la capacidad para contenerse»,

explica el sacerdote que se encarga de zurrarle.

 

 

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído