Demoledor informe el Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional

El sospechoso sobrino de Felipe González era un «fantasma» en Invercaria con todas las de la ley

"Constando formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social, en realidad no presta servicio de forma efectiva"

El sospechoso sobrino de Felipe González era un "fantasma" en Invercaria con todas las de la ley
Felipe González. laSexta

"Se le concedió un préstamo personal por importe superior a lo establecido en el convenio que regula las relaciones laborales"

El Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional ha elaborado un informe en el que concluye que Juan María González Mejías, sobrino del expresidente del Gobierno Felipe González que durante unos meses llegó a ocupar el cargo de presidente de Invercaria,

«debe considerarse como un trabajador fantasma o intruso, es decir, que constando formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social, en realidad no presta servicio de forma efectiva»

en esta empresa pública de inversión en capital riesgo de la Junta.

INVESTIGACIÓN

En este informe entregado en el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla, que analiza las preguntas irregularidades en esta empresa pública de inversión en capital riesgo, la Policía Nacional analiza el pago de indemnizaciones y finiquitos recibido por 13 personas tras la extinción de su relación laboral en Invercaria, entre ellas las de los expresidentes de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y Juan María González, del exresponsable de Promoción Cristóbal Cantos o las de Óscar Fernández, director del Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE).

En dicho informe, los agentes concluyen que Cristóbal Cantos y Juan María González «firmaron un contrato como director de Promoción» de Invercaria, «coinciendo ambos con el mismo contrato desde el 1 de noviembre de 2005 hasta el 10 de octubre de 2007», por lo que «necesariamente debe considerarse a González Mejías como un trabajador fantasma o intruso, es decir, que constando formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social, en realidad no presta servicio de forma efectiva en la empresa».

Préstamos personales

Asimismo, la Policía señala que Invercaria concedió tanto a Cantos como a Juan María González

«préstamos personales por importes superiores a lo establecido en el convenio que regula las relaciones laborales»

en la agencia IDEA, que era de 15.000 euros, añadiendo que con motivo de la relación laboral de ambos, Invercaria

«condona los préstamos otorgados, incluyendo en la última nómina, antes de la extinción de la relación laboral, cuantías o conceptos desproporcionados y coincidentes con las deudas pendientes».

En el caso del sobrino de Felipe González, la Policía relata que en 2005 firmó su contrato como director de Promoción por el que le correspondían 61.000 euros anuales, tras lo que el 10 de octubre de 2007 envió un correo electrónico dirigido a Pérez-Sauquillo y al director financiero, Antonio Garrido,

«en el que comunica su intención de causar baja en la empresa, y en la que el tono de cordialidad con los anteriores se expresa en la frase ‘os agradezco los momentos y lecciones que me habéis brindado'».

Tras ello, el finiquito que se le pagó y la nómina de octubre ascendió a 26.540,08 euros, destacando asimismo la cancelación de un préstamo personal por importe de 26.500 euros, todo lo cual lleva a la Policía a concluir que «el importe abonado por Invercaria en concepto de horas extras y finiquito sin ningún soporte documental de ambos conceptos es realmente para la condonación» del préstamo «otorgado con dinero público procedente de Invercaria».

Además, «es especialmente llamativo que su contrato como director de Promoción es de fecha 1 de julio de 2005 y el de Cristóbal Cantos, por el mismo cargo, es de 1 de noviembre de 2005», por lo que «uno de ellos es falso, o bien ambos compartieron el cargo», señalan los investigadores en el informe elevado al juez Juan Gutiérrez Casillas, que investiga las inversiones de Invercaria en unas 30 empresas.

Indemnizaciones por despido

Asimismo, y pasando a Cristóbal Cantos, que en 2005 percibía una retribución total de 52.000 euros como responsable de Promoción, la Policía asevera que Invercaria le concedió un préstamo de 17.962,53 euros, superior a lo establecido, señalando que «el abono de un complemento de destino» en la última nómina, «desconocido en otras nóminas, permite deducir que este importe abonado por Invercaria, en concepto de complemento de destino -que ascendía a 12.960 euros-, es realmente para la condonación de dicho préstamo, otorgado con dinero público procedente de Invercaria».

En el informe, la Policía también dice que las indemnizaciones por despido recibidas por Tomás Pérez-Sauquillo y Óscar Fernández «se aumentan considerablemente en el mismo día en que se comunica a los interesados, presentando la apariencia de estar pactado.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído