MÁS AGUJEROS NEGROS

El Depor y la Policía gallega enmarañan aún más la versión oficial

El Gobierno asegura que no pudo detectar los autobuses de Riazor Blues porque usaron una triquiñuela para burlar la seguridad pero el club ha dado informaciones que hacen dudar

El Depor y la Policía gallega enmarañan aún más la versión oficial
La Policía llegó a la zona de la pelea entre huinchas del Atletico de Madrid y el Depor cuando todo acababa. EM

El Deportivo de La Coruña alertó a la Policía de que «al menos» un autobús de Riazor Blues viajaba a Madrid, según han confirmado fuentes del club, coincidiendo con el partido que enfrentaba al equipo coruñés con el del Atlético de Madrid y en el que después de una pelea entre ultras fallecía uno de los miembros del grupo radical coruñés.

Desde el club, cuyos jugadores hicieron un parón durante el entrenamiento en Abegondo, volvieron a reiterar su condena a este tipo de actos y lamentaron también la muerte de una persona. Además, confirmaron que el director de Seguridad del Deportivo alertó a la Policía de que «al menos» un autobús de los Riazor Blues, peña a la que pertenecía el fallecido, viajaba a Madrid. Desde el club rechazan que se les vendiese las entradas, pero precisan que, al tener conocimiento de que se desplazarían a la capital española, avisaron a la Policía.

Preguntados sobre si el club prepara algún acto o adoptará alguna decisión tras lo acontecido este domingo, manifestaron que esta cuestión se analizará «cuando se reúna el consejo de administración». Esta reunión se producirá, no obstante, «en cuanto sea posible», teniendo en cuenta, además, que este miércoles el Deportivo juega en la ciudad herculina contra el Málaga.

Esta versión viene a arrojar algunas dudas sobre la oficial aportada por el Gobierno tras la reunión de urgencia de este lunes de la Comisión Nacional contra la Violencia, según la cual, los hinchas del Deportivo, los Riazor Blues, alquilaron el autobús fuera de su provincia para eludir el control y la protección de la policía, como así fue. «Existía una intención deliberada de escapar a la capacidad de protección de la policía», indicó, como así sucedió finalmente.

Sin embargo, ahora el Deportivo asegura que avisó de la llegada de al menos un autobús de los Riazor Blues y la Policía gallega insiste en que

Aumenta el «hermetismo»

Los locales próximos al Estadio de Riazor, donde se suelen reunir los Riazor Blues, permanecían cerrados este lunes y en los que estaban abiertos, los clientes evitaban hacer declaraciones. «Ya bastante tenemos», aseguró una de las personas que se encontraba en uno de ellos. «Que hable la Policía», apostilló.

Este mismo hermetismo se vivía en la zona donde residía Francisco Javier Romero Taboada, en el centro de la ciudad, próxima a la plaza de María Pita. Algunos vecinos aseguraban que solo veían a la víctima por la calle, a veces con su hijo de 4 años en una plaza próxima, pero que no llegaron a hablar nunca con él.

Otros, por el contrario, lo calificaron como una persona «conflictiva». «Le gustaba la bronca», señaló una de las pocas residentes en la zona que quiso hacer declaraciones y que, incluso, aseguró que llegó a sufrir «agresiones verbales» por parte del fallecido.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído