Sorprenden en Puerto Hurraco, Badajoz, a un hombre cuando cazaba pajarillos con artes ilegales

Se le intervienen 251 trampas denominada ballestas o costillas

Sorprenden en Puerto Hurraco, Badajoz, a un hombre cuando cazaba pajarillos con artes ilegales
Ballestas

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil SEPRONA con base en Castuera, instruyeron diligencias judiciales por un presunto delito contra la fauna, al sorprender «in fraganti» a un hombre cuando cazaba de forma ilegal aves paseriformes.

La Guardia Civil patrullaba por olivares ubicados en las cercanías de Puerto Hurraco, cuando observaron varias costillas colocadas, alguna de ellas con el pajarillo atrapado.

Suponiendo que podrían existir más y con la intención de descubrir la autoria de la infracción, permanecieron en el lugar durante unas horas, hasta que observaron como un hombre se adentraba en el olivar con costillas en una de sus manos. Esta persona iba revisando las trampas colocadas y reponiendo las que presentaban captura.

En ese momento los agentes intervinieron, llegando a retirar del terreno hasta 51 de estas trampas, las cuales habían capturado cinco «pajarillos»: (una curruca cabecinegra, tres petirrojos y un zorzal común, algunas de estas especies se encuentran catalogadas de interés especial en la legislación medioambiental extremeña.)

El infractor colaboró con los agentes y entregó un saco que contenían otras 200 costillas o ballestas.

El hecho de cazar especies silvestres no autorizadas, con artes prohibidas, que son medios no selectivos e incluso por su gran número puede llegar a ser masivo, puede constituir un delito contra la fauna, que puede suponer para los infractores una pena de prisión de hasta dos años.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído