Sergio Fariñas, evitó que los tres atacantes accedieran al bar que regenta en el Borough Market, en el que había refugiado a quienes huían

El héroe gallego que forcejea con los yihadistas de Londres salvando varias vidas

Su historia sale a la luz tras el caso de Ignacio Echeverría, un madrileño de 39 años cuyo paradero se desconoce, tras haber defendido en Londres a una mujer del fanático que la estaba acuchillando

Es el otro héroe español que tuvo un papel decisivo en los atentados de Londres de este sábado 3 de junio de 2017. Se trata del pontevedrés Sergio Fariñas, quien regenta el bar ‘Arhur Hooper’s’, situado en Borough Market, lugar al que quisieron acceder los tres terroristas islámicos que mataron a siete personas e hirieron a otras 49. (El valiente español que se lió a palos con los terroristas islámicos de Londres).

Su historia sale a la luz tras el caso de Ignacio Echeverría, un madrileño de 39 años cuyo paradero se desconoce tras haber salvado a una mujer del terrorista que la estaba acuchillando, -ver enlace superior- y deja constancia de su buen hacer. ([VÍDEO] El periodista experto en artes marciales que dio de hostias a los terroristas de Londres).

Así, refugió a varias personas que pasaban por la calle y forcejeó con uno de los terroristas para evitar que accedieran al local, como ha quedado grabado por las cámaras de seguridad y publica ‘Diario de Pontevedra‘.

En la grabación se observa como clientes y camareros comienzan a preocuparse al ver a gente corriendo por la calle, salen a mirar lo que ocurre y empiezan a dejar pasar a transeúntes al local. En un momento dado deciden bajar las persianas, e incluso se pueden observar los pies de los terroristas, que llegan justo a la puerta del restaurante e intentan entrar. En ese momento había en su interior una veintena de personas.

Fariñas, es la única persona que se encuentra entre la persiana del restaurante y la puerta de cristal desde la que se protege el resto del grupo. Mientras va bajando la persiana, uno de los atacantes trata de abrir la puerta, pero el gallego forcejea con él y logra que desista. Tras esperar a que la persiana baje del todo, el joven vuelve a entrar al establecimiento, visiblemente nervioso.

Los tres atacantes del atentado de Londres fueron abatidos a pocos metros del restaurante.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído