El que eligiese vestir una sudadera roja tras ser detenida no es al parecer una mera casualidad...

La macabra burla de una diabólica Ana Julia a los padres del pequeño Gabriel

Su declaración ante el juez: "Nos peleamos por el hacha, se la quité y al final con la rabia, acabé asfixiándole, tapándole la nariz y la boca"

Según parece, no deja nada al azar. Calculadora y fría, Ana Julia Quezada se guardaba una última jugada en la manga tras ser detenida, para mostrar su total falta de empatía y desprecio hacia la familia dle infortunado Gabriel Cruz. (La terrible venganza que preparan contra Ana Julia las cabreadas presas de El Acebuche).

Lo ha contado este miércoles 14 de marzo de 2018 Manuel Vilaseró, periodista y amigo de la familia de Gabriel, que ha valorado en ‘El programa de Ana Rosa‘ la versión de los hechos que ha dado Ana Julia en su confesión –verla íntegra– sobre la muerte del niño de 8 años.

Asegura la asesina confesa que el día en el que desapareció el menor se encontró con el niño en la calle y le ofreció ir con ella a la finca de los abuelos maternos. Prosigue diciendo que ella se puso a pintar dentro de la casa y el niño se quedó fuera. Cuando le vio jugando con un hacha le llamó la atención y tuvieron una discusión, según su versión:

«Tú no eres mi madre, no me mandas y no te quiero volver a ver nunca. Así que nos peleamos por el hacha, se la quité y al final con la rabia, acabé asfixiándole, tapándole la nariz y la boca. Fue dentro de la vivienda, cuando estaba muerto me di cuenta de que tenía un problema importante. Saqué el paquete de tabaco y me fumé un cigarro. Y estuve pensando. No quería hacerle daño a Ángel así que lo mejor fue enterrarlo. Cogí una pala y lo enterré Así él no sabría nunca lo que habría pasado. Me llevé la ropa, al terminar a casa de la abuela y la escondí en casa de la abuela».

Vilaseró, ha acompañado a la familia de Gabriel durante los días de incansable búsqueda del pequeño desaparecido. El periodista, cuyas crónicas sobre el desarrollo de la búsqueda y la investigación en ‘El periódico de Catalunya’ han sido brillantes, es amigo de la familia de Gabriel desde hace años. Veranea en Las Hortichuelas y es vecino de la abuela de Gabriel. Su hijo Martín solía jugar con el pequeño durante sus vacaciones y muchas veces recibía la visita del ‘pescaíto’ en su casa. (La terrible sospecha de la UCO sobre las intenciones de Ana Julia con el cadáver de Gabriel).

«Nadie se cree la versión de Ana Julia», ha comentado. El periodista asegura que en la barriada de Níjar no se creen que Gabriel prefiriera subir al coche de la asesina confesa, con la que no se llevaba especialmente bien, en lugar de ir a jugar con sus primos. Cree que Ana Julia miente para evitar una condena mayor. (El espeluznante lapsus de Ana Julia en ‘Radio Galega’ tras desaparecer Gabriel).

Según Vilaseró, Ana Julia debió pensar que la desaparición de Gabriel no tendría tal repercusión mediática, sino que se cubriría a nivel local y que su papel sería el de la mujer que consoló a Ángel Cruz, el padre del niño asesinado. Además, ha explicado cuándo empezaron a levantarse las sospechas sobre Ana Julia en el entorno familiar y el comportamiento del entorno con la asesina. (Ana Julia confiesa que golpeó con la parte roma de un hacha a Gabriel y lo estranguló).

Según él, Ángel Cruz empezó a sospechar de su pareja cuando ella descubrió la camiseta interior de Gabriel.

Considera que «no es casualidad» que la asesina confesa haya cambiado su ropa por una sudadera roja con capucha, parecida a la que vestía el pequeño Gabriel el día de su desaparición. Algo que podría ser entendido como una burla a la familia de la víctima.

«No es casualidad que de las 20 o 30 prendas que tiene haya elegido esa»,

ha comentado.

Un periodista dominicano tras el asesinato de Gabriel: «Tienen que sacar a esa basura inmigrante de España»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído