La Asociación Española de Guardias Civiles denuncia que no tienen en Lanzarote ni baño donde hacer sus necesidades

Las putadas del modoso Zapatero a los sufridos guardias civiles que lo escoltan

El expresidente se da la gran vida en Canarias mientras acondicionan su nueva casa, y pasa olímpicamente de sus lamentables condiciones laborales

Las putadas del modoso Zapatero a los sufridos guardias civiles que lo escoltan
Cándido Méndez con Rodríguez Zapatero. PD

Están de él hasta las narices, pero poco pueden hacer a menos de que desde Presidencia alguien se dé por aludido y respete la prevención de riesgos laborales.

Son los guardias civiles que escoltan al expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha decidido establecer su segunda residencia en Lanzarote tras adquirir una villa en la urbanización Island Homes, conocida también como Los Noruegos en la playa de Famara. (La sorpresa doble que se escondía tras la relación entre Zapatero e Iglesias).

Por si fuera poco lo que han pasado esta Semana Santa en tal lugar, mientras el amigo de Maduro disfrutaba de sus vacaciones, se las ven venir ya que nada a cambiado y el mentado quiere establecerse allí en plan segunda residencia.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), denuncia la situación:

«no es la primera vez que ocurre que los agentes destinados a proteger al expresidente del Gobierno en sus vacaciones canarias no lo hacen con unas condiciones higiénicas idóneas y con un lugar físico desde el que prestar servicio».

AEGC denuncia que se vuelve a repetir la misma escena. «Él disfrutando de sus días de asueto en Famara y los guardias civiles que deben hacerle las labores de escolta prestando el servicio en penosas condiciones».

«Por no tener, los agentes carecen hasta de un aseo en el que poder lavarse o realizar sus necesidades fisiológicas. Por no decir que no tienen ni una sombra en la que cobijarse del calor canario ya que la vigilancia, por la falta de medios, se hace a pie de calle de forma estática».

Los agentes recuerdan que esta situación no es nueva y que ya se han presentado quejas por las circunstancias del servicio en antiguas vacaciones, además de revelar que la Comandancia de Las Palmas ha realizado las pertinentes gestiones para la instalación de una caseta de obra con aire acondicionado que preste la función de garita, así como la instalación de un inodoro químico, peticiones ante las que el Gobierno «no ha respondido».

«Somos conscientes de que la instalación de la caseta solicitada por la Comandancia no depende del expresidente, sino de Moncloa, pero sí depende del señor Zapatero el que los guardias civiles que velan por su seguridad puedan llevar a cabo su trabajo con todas las garantías de seguridad tanto para él como para los agentes»,

han reiterado.

Desde AEGC señalan que

«él si puede exigir a Presidencia que respete la prevención de riesgos laborales e instale la caseta y si no que renuncie a su protección, salvo que considere que los guardias civiles no tienen derecho a trabajar con buenas condiciones higiénico sanitarias mientras él disfruta del buen tiempo canario y de sus playas.

Porque si en agosto, al comienzo de sus vacaciones, el expresidente pudo alegar desconocimiento de la situación, después de días y días viendo a los agentes prestando servicio a pleno sol la excusa ya no sirve para que se mantenga y repita».

Felipe González machaca al «carente de moral» Zapatero

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído