Difunden a través de redes un vídeo en el que se ve a dos personas manchar el portal: "El pueblo manda, Arran obedece"

La nueva marranada de los cachorros de la CUP en una vivienda del juez Llarena

Los Mossos han abierto una investigación e Interior revisará el protocolo de seguridad

La organización juvenil independentista Arran, vinculada a la CUP, ha vuelto a «señalar» al juez del Tribunal Supremo que ha instruido el procès, Pablo Llarena, arrojando pintura amarilla en el portal de uno de sus domicilios, en la localidad barcelonesa de Sant Cugat del Vallès.

Los Mossos d’Esquadra han abierto ya una investigación y están a la espera de que el presidente de la comunidad de vecinos interponga una denuncia.

El pasado mes de marzo, Arran ya realizó una acción similar frente a la casa de Llarena en Das (Girona), con pintadas en el asfalto en las que le acusaban de «fascista», aunque posteriormente un grupo de militantes de Ciudadanos acudió al lugar con cepillos y productos para borrarlas, informa Efe.

En su cuenta en Twitter, Arran ha colgado un vídeo en el que se observa cómo dos jóvenes llegan a un portal y arrojan pintura de color amarillo sobre la puerta acristalada de entrada, las paredes y el suelo. El vídeo viene acompañado de un mensaje: «El pueblo manda, Arran obedece.

Ocho meses después, por petición popular y con una resolución de la instrucción judicial que prevé sentencias desmesuradas, lo hemos vuelto a hacer: señalamos al juez Llarena como símbolo del régimen del 78″.

Tras este nuevo ataque, fuentes de Interior han negado que haya habido un fallo de seguridad porque tanto el magistrado como su familia tienen seguridad dinámica, no estatática. Es decir, no hay vigilancia en el domicilio cuando ellos no están. No obstante, revisarán el protocolo. Fue el Consejo General del Poder Judial (CGPJ) el que pidió al Ministerio del Interior medidas para proteger al magistrado.

La marranada del cobarde Puigdemont al juez Llarena y a su aterrada esposa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído