CRIMEN SIN CASTIGO

Última hora: Aparece sin vida el cuerpo de Laura Luelmo

Entre las localidades de Campillo y Zalamea, en Huelva

Así, con un bofetón este 17 de diciembre de 2018, se recibió la noticia de la aparición del cuerpo de la joven Laura Luelmo entre las localidades de Campillo y Zalamea, en Huelva.

Así lo comentó Nacho Abad en Twitter:

 

El vecino de Laura, el principal sospechoso de los vecinos

A cinco metros de la casa de Laura, en el número tres de la calle Córdoba, vive L. M., el hombre al que todo el pueblo señala. El principal sospechoso de la ‘comunidad’ no ha vuelto a ser visto por los vecinos desde el pasado miércoles, justo cuando desapareció la joven. Él y su coche Alfa Romeo negro no han vuelto a circular por el pueblo. 

En El Campillo todos hablan de él. L. M. vivía desde hace menos de un mes en el número 1 de la calle Córdoba. Acababa de salir de prisión tras cumplir dos condenas: una, de 15 años, por asesinar a puñaladas a M. C. M. C., una mujer en el cercano pueblo de Cortegana en el año 2000, a la que había robado; y otra, de tres años, por asaltar con un cuchillo a S. H., una vecina de El Campillo en abril de 2008, mientras disfrutaba de un permiso penitenciario durante el cumplimiento de la pena por el crimen anterior. 

L. M. vivía solo desde hace menos de un mes en una casa que compraron sus padres tras el crimen cometido en Cortegana. De hecho, la casa donde vivía Laura, que llevaba años sin alquilar, la habían construido los padres del principal sospechoso del pueblo, miembros todos ellos de una familia gitana. Luego se la vendieron a una mujer, que es la que se la alquiló a Laura.

Los vecinos no lo han vuelto a ver, pero los agentes han contactado con él “al menos dos días después”, según Diario de Huelva. “No tenemos ningún sospechoso número uno y cualquier persona puede serlo”. “Se están diciendo muchas cosas inciertas estos días”, precisó Ezequiel Romero, jefe de la Guardia Civil onubense. L. M. es el señalado por los vecinos por sus antecedentes y porque llevaba tan solo un mes en el pueblo desde que saliera de la cárcel. Sin embargo, no se descarta que haya otra persona implicada.

LA BÚSQUEDA DE LA GUARDIA CIVIL

Toda España sigue muy pendiente de este nuevo caso de una chica desaparecida. La Guardia Civil trabaja inténsamente para saber qué ha pasado. (El último rastro de Laura, la profesora desaparecida en Hueva, es una señal del móvil a 9 km de su casa).

El coronel ha explicado que no se descarta «ninguna hipótesis» (Hallan un cuerpo que podría pertenecer a la hija desaparecida de un multimillonario británico). :

«La de una posible marcha voluntaria de esta joven nunca la hemos tenido en la cabeza… lo que barajamos es que haya tenido algún accidente o haya alguna segunda persona implicada en su desaparición».


Ha recordado que fue el pasado miércoles «sobre las 20:00 de la tarde» cuando se registra «la última señal que daba su móvil», que denota que «tenía alguna base de datos abierta».

A preguntas de los periodistas, Romero ha indicado que «no tenemos a nadie en concreto que sea el sospechoso número uno» de la desaparición de esta profesora, y al respecto ha comentado que, «en un principio, cualquier persona puede ser sospechosa», si bien ha aclarado que «por redes sociales se están diciendo muchas cosas que no son ciertas».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído