EN CAÍDA LIBRE

La confesión del asesino de Laura Luelmo hunde a Podemos y ‘condena’ a Pablo Iglesias

La confesión del asesino de Laura Luelmo hunde a Podemos y ‘condena’ a Pablo Iglesias
Pablo Iglesias y Alberto Garzón (PODEMOS). EP

Ha sido muy llamativo el silencio de Pablo Iglesias sobre el terrible asesinato de Laura Luelmo en contraste con las tibias palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, o la condena contundente de otros dirigentes políticos como el líder de la oposición, Pablo Casado.

El mutismo de Iglesias y la prácticamente ausencia de declaraciones de dirigentes de Podemos (salvo las majaderías de Pablo Echenique o Juan Carlos Monedero para tratar de desviar la atención) tiene una razón de ser: su radical oposición a la prisión permanente revisable y su postura firme a la derogación.

Y sabedor de su duro destino con la ley aún en vigor puesta en marcha por el PP, el asesino confeso Bernardo Montoya no ha parado de mentir en su declaración a los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Ha mentido sobre todo lo relacionado con pruebas físicas que puedan aumentar su condena. Ha despistado sobre dónde arrojó las zapatillas de Laura y no quiere ni oír hablar sobre aportar del dato del paradero del teléfono móvil de la joven profesora zamorana brutalmente asesinada por él.

Montoya se ha empleado a fondo, asesorado legalmente y gracias también a su conocimiento de los procedimientos legales por su larga trayectoria delictiva, para que su brutal crimen sea juzgado como homicidio y nunca asesinato y agresión sexual que le conduciría irremediablemente a la prisión permanente revisable.( Garzón hace demagogia con el asesino de Laura Luelmo y le muelen a palos en Twitter por desinformado).

La autopsia, sin embargo, confirma que sí hubo violación y que, tal y como les adelantaba en primicia Periodista Digital, el asesino de Laura ejerció además una terrible violencia contra la joven y demuestra que el cobarde Bernardo Montoya no tenía ningún reparo a la hora de matar a Laura pero ahora sí tiene pánico a pasar el resto de su vida en la cárcel.

Y las redes sociales han condenado por ello a Pablo Iglesias. Twitter, Facebook, WhatsApps, opiniones en los medios de comunicación, tertulias… son un clamor en contra de Podemos, de su líder pero también de Pedro Sánchez y Alberto Garzón, PSOE e IU, por haber impulsado en el Congreso la derogación de la prisión permanente revisable.

La izquierda se ha visto esta vez superada por el clamor popular en contra de la supresión de esta ley, una medida populista que esta vez les ha arrollado. De hecho, según han confirmado a Periodista Digital fuentes de Podemos, Iglesias ha dado órdenes a los principales dirigentes de la formación a que guarden silencio sobre toda la polémica generada tras la muerte de Laura Luelmo y que traten de «esquivar» el asunto… pero ahora ya es demasiado tarde. El líder de Podemos es consciente de que han perdido miles de votos.

Te puede interesar

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído