El PSOE ha suspendido de militancia a María Luisa Izco

Esta militante del PSOE de Logroño culpa a Marta del Castillo de su propia muerte

"Marta seguiría viva si no hubiera ido a casa de su ex novio sola y en condiciones no muy buenas", ha escrito en Facebook

Esta militante del PSOE de Logroño culpa a Marta del Castillo de su propia muerte
María Luisa Izco y Marta del Castillo EE

Ella asegura que alguien entró en su cuenta y que no escribió esas palabras

Cuando creíamos que lo habíamos escuchado y visto todo , nos llega la salvajada publicada por esta iluminada. El PSOE de La Rioja ha suspendido de militancia a la logroñesa María Luisa Izco. La mujer, de forma particular y en una red social, vertió una opinión contra Antonio del Castillo y aseguró que su hija Marta -en enero se cumplen 10 años de su muerte- «seguiría viva» si no «hubiera ido a casa de su exnovio sola y en condiciones no muy buenas». Al final de esa entrada añadía: «Y otra cosa. Sin cadáver no hay crimen», según recoge Andros Lozano en El Español.

La polémica frase de María Luisa Izco nació después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijera en Facebook que «desgraciadamente la prisión permanente revisable está en vigor y no ha evitado el crimen de Laura». En ese momento, Antonio del Castillo, ahora en Vox y defensor de esa medida penitenciaria, le respondió con dureza al jefe del Ejecutivo: «No eres más tonto porque no puedes: acaso un semáforo o un paso de cebra evita un atropello».

En una nota informando de la suspensión de militancia de Izco, los socialistas riojanos piden disculpas a Antonio del Castillo y aseguran que en nada se corresponde con la opinión del PSOE.

Sin embargo, la ya exmilitante socialista ha asegurado al diario La Rioja que ella no ha escrito ese mensaje y que se ha puesto en contacto con la Policía Nacional porque, según sostiene, alguien le ha hackeado su perfil en dicha red social.

La propia Izco explica que los agentes que le atendieron le preguntaron por su contraseña de Facebook y que ella les contó que era su nombre seguido de su fecha de nacimiento. «Me dijeron que era muy fácil», ha contado ella al citado periódico.

María Luisa Izco, que trabaja en la secretaría del Hospital San Pedro de Logroño, cuenta que sus palabras han generado un sinfín de mensajes amenazantes e insultantes hacia ella y su familia. «Llevo un día llorando», ha explicado a La Rioja.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído