CRIMEN Y CASTIGO

La Guardia Civil la detiene por fingir una violación y un robo, para tapar que se había gastado un pastón

La caradura tiene 22 años, es de Murcia y se lío cuando la Benemérita le pidió que diera detalles

La Guardia Civil la detiene por fingir una violación y un robo, para tapar que se había gastado un pastón
Mentiras, bulos, cuentos. EP

Hay que tener mucho cuidado con las confesiones, ya que a veces resultan tan falsas como ésta (Desde Argentina con horror: la violación de 5 hombres a una niña de 14 años que conmociona al mundo).

Una caradura de 22 años de San Javier (Murcia) ha sido detenida por inventarse una violación para tratar de justificar que se había gastado el dinero de la Lotería de sus amigos: denunció que había sufrido una agresión sexual en la calle y el supuesto violador le había robado (La patada en las costillas que le propinó una valiente Laura Luelmo al «cabreado» Bernardo Montoya ).

Todo era mentira, según recoge Silvia Gil en El Español.

Tras interponer la denuncia, la Guardia Civil volvió a requerir a la denunciante para tomarle declaración de nuevo e intentar encontrar nuevas pistas para que el atacante fuese identificado.

Sin embargo, esta segunda declaración estaba minada de contradicciones. Y finalmente, tal y como informa La Opinión de Murcia, la chica acabó confesando que no había existido el ataque sexual.

Pero, ¿qué motivos le llevaron a inventarse tal delito? Según el medio regional, la joven comentó que esa madrugada, cuando salió de trabajar tendría que llevar un dinero que había puesto algunos de sus amigos para comprar Lotería. Sin embargo, se lo había gastado todo.

Fue entonces, tal y como relató, se le ocurrió fingir que la habían violado en la calle y que o bien el agresor se llevó el dinero o bien lo perdió durante los momentos de la agresión sexual fingida.

Así, contó en la denuncia que interpuso que cuando iba camino de su casa tuvo que pasar por la puerta del garaje de un bloque de pisos.

En ese momento un individuo desconocido la atacó, la tiró al suelo y se abalanzó sobre ella.

Denunció que le tocó el pecho, le arrancó un botón de la camisa y logró quitarle dos botones del pantalón.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído