La mujer ha puesto una denuncia en comisaría por el trato recibido a la salida del hospital por un huelguista que en teoría estaba de servicios mínimos

El taxista que ha echado del taxi a una enferma de ELA al grito de «¡Fascistas insolidarios!»

El taxista que ha echado del taxi a una enferma de ELA al grito de "¡Fascistas insolidarios!"
Uno de los taxistas de la asociación Élite Taxi Madrid. EP

Están hechos unos fieras y no respetan a nadie por lo que parece, políticos y civiles incluidos, a pesar de que en teoría son autónomos y muchos no entienden el porqué tienen que hacer extensivas sus protestas en la calle creando el caos. (El desenfrenado escrache de los taxistas a Rivera en Madrid: «¡Fuera, hijo de puta! ¡traidor!»).

Los taxistas madrileños ya se saltan hasta los servicios mínimos según denuncian, y en los cuatro días de huelga que llevan parece que los cien eurotaxis destinados al afecto se han olvidado de las personas con movilidad reducida o que tienen una urgencia médica. (FITUR: Un detenido y cinco policías heridos en los disturbios provocados por los taxistas).

Como ejemplo de ello, sirva la denuncia que ha cursado ante la Policía Nacional una enferma de ELA (esclerosis lateral amiotrófica) que este miércoles 23 de enero de 2019 sufrió una más que desagradable experiencia a las puertas del Hospital San Rafael.

El atestado lo ha colgado parcialmente en Facebook el presidente de honor de la asociación Juntos Venceremos ELA, Jorge Murillo, pidiendo máxima difusión.

La mujer, que tiene un 78% de minusvalía, había acudido desde Sevilla al hospital madrileño para que le fuera realizado un estudio clínico. Al salir pidió un taxi adaptado para desplazarse a Atocha, y avisó a la operadora de su minusvalía.

Unos 15 minutos después llegó el taxi. La mujer se metió en el asiento de atrás y dejó su andador en la acera para que lo recogiera el taxista. Éste, al ver que no llevaba silla de ruedas, le preguntó dónde estaba.

Ella, siempre según la versión que consta en la denuncia, le explicó que cuando va al hospital lleva andador en lugar de sillas de ruedas, pero él replicó que entonces no era minusválida, la cogió del brazo y tiró de ella para que saliera del vehículo.

Debido a su incapacidad, ella no pudo agarrarse al andador y cayó al suelo, donde fue auxiliada por una testigo. Según la enferma, el taxista abandonó el lugar maldiciendo a voces: «A la mierda esta gentuza, fascistas de mierda, que no sois solidarios».

El sucio escrache de los taxistas a Albert Rivera en Atocha: «Golfo, cabrón, no te va a votar nadie»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído