VIDA E INFORTUNIO

Las acongojantes incógnitas y todas las dudas que aún quedan del caso Julen

Las acongojantes incógnitas y todas las dudas que aún quedan del caso Julen
José Roselló, su mujer y el pequeño Julen. EP

Duele hasta pregúntarlo y nadie lo hace en voz alta (La terrible ‘otra hipótesis’ que maneja la Guardia Civil sobre lo ocurrido con Julen).

Con la aparición del cuerpo de Julen a la 1.25 horas de la madrugada de este 26 de enero de 2019, la tensa espera que ha vivido Málaga -y por extensión toda España- llegaba a su fin (Tras 13 días de angustia, hallan muerto a Julen, el niño atrapado en el pozo de Totalán).

Sin embargo, y por desgracia, el «caso Julen» tiene aún muchas incógnitas por resolver (Arsenio Escolar politiza la muerte del pequeño Julen y en Twitter le cae la del pulpo).

Sobre las 4.00 horas bajaba la comitiva judicial del Cerro de la Corona (Totalán) para comenzar con las pesquisas de un suceso lleno de interrogantes.

¿Cómo cayó Julen al pozo?

Aunque el padre del niño explicó en los primeros días las circunstancias que rodearon la caída del pequeño, será la Guardia Civil la que ponga negro sobre blanco qué pasó exactamente. Por eso ellos fueron los encargados de bajar al pozo en último lugar para sacar al pequeño y empezar a recoger pistas que arrojen un poco de luz sobre el trágico suceso: cómo cayó, qué heridas presentaba, etc.

La autopsia de Julen

El trabajo forense dictaminará la causa (o causas) de la muerte, la fecha de la misma y las lesiones que pudo padecer el pequeño de dos años por culpa de la caída. Ese análisis profesional será clave para saber si Julen falleció en el acto o tiempo después de caer al pozo.

En primer lugar, sabremos la data más o menos exacta del fallecimiento (que implicaría el hecho de si sobrevivió algún tiempo o no), es decir respiró o no en el fondo del pozo. Segundo, también la causa de la muerte: traumatismos y otras lesiones por caída y rozamiento, y si una vez precipitado el menor le cayó algo encima y de qué tipo de material hablamos. Si el niño padecía algo previamente que le hubiera inducido algún tipo de mareo y la posterior precipitación, y si había tomado algo previamente».

El tapón de arena

Esta es una de las grandes preguntas que aún quedan por responder y también una fuente imparable de bulos. El equipo de rescate se encontró un tapón de arena bastante sólido (no pudo eliminarlo el aspirador industrial) justo encima del pequeño. Además, para terminar de alimentar rumores y especulaciones, sobre dicho tapón había un vaso de plástico y una bolsa de chucherías.

Llamada al 112

La primera llamada al 112 tras la desaparición de Julen no la realizaron los padres sino un senderista que pasaba por allí. Una mujer que avisó a los servicios de emergencia de que un niño se había caído. Ese primer testimonio, junto con el de los padres, será fundamental para conocer las circunstancias iniciales del suceso.

¿Quién se responsabiliza del pozo?

La investigación esclarecerá las circunstancias del suceso y será necesario conocer el estado en el que se encontraba el pozo: si estaba abierto, tapado, mal señalizado, etc. A lo ya sabido (que no contaba con todos los permisos en regla) habrá que explicar quién se hace responsable ahora de dicho pozo y de lo ocurrido en sus alrededores. El pocero aseguró en su momento que estaba tapado con una piedra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído