VIDA E INFORTUNIO

El grito desconsolado del padre de Julen: «Me maldigo»

El padre del pequeño que cayó a un pozo el pasado 13 de enero concedió una entrevista para dar las gracias a todo el operativo y a toda la gente que le envió mensajes de cariño

El grito desconsolado del padre de Julen: "Me maldigo"
José Roselló, su mujer y el pequeño Julen. EP

Pocas cosas se puede imaginar uno más horribles que perder un hijo; pero el caso de Julen supera todos los límites del desconsuelo paternal. (Estas son las cuatro versiones detrás de la caída de Julen al pozo de Totalán)

Las imágenes de los padres de Julen, José Roselló y Victoria García, han sido más que contundentes.

Ya sea en el tanatorio, donde el cuerpo del niño que cayó a un pozo el pasado 13 de enero fue trasladado el pasado sábado o en el momento de despedirlo en el cementerio, la devastación de sus rostros era evidente. (Los jueces denuncian al socialista director de la Guardia Civil por revelar un secreto de Julen)

No había declaraciones pero el padre de Julen decidió finalmente hablar con los medios y lo hizo para agradecer.

El padre de Julen concedió una entrevista al Diario Sur en la que aseguró que cierra los ojos y solo ve lo mismo, el pozo.

«Y me maldigo -continúa-, maldigo ese día. En qué mala hora fui yo allí… Ya no volveré a ir al campo. Ni me comeré más un plato de paella».

También señaló que actualmente solo va a su casa, junto a su mujer Vicky para dormir, porque todo son recuerdos.

«Antes, vivíamos con mi familia, pero cuando pasó lo de Óliver (su primer hijo murió en 2017) nos tuvimos que ir porque todo eran recuerdos. Y ahora igual. Entras y empiezas a ver muñecos, pelotas… Llevamos tres o cuatro días quedándonos en la de un amigo y solo vamos a la nuestra para dormir».

Roselló aprovechó la entrevista para dar las gracias a la « Guardia Civil, bomberos, mineros, ingenieros, operarios, psicólogos, emergencias 112, voluntarios de Protección Civil, vecinos de Totalán, de El Palo… A la mujer que nos cedió la casa, al coronel -Jesús Esteban- y a la subdelegada -María Gámez-, que me han escuchado, con mis quejas, con mis protestas, pero que nos han dado un trato maravilloso. Y a los periodistas, que nos escucharon cuando pedíamos más medios para la búsqueda y que, salvo excepciones, nos han tratado bien. Nos hemos sentido muy arropados».

También han leído «emocionados» todos los mensajes de apoyo que le han llegado no sólo de España, sino de distintos países del mundo, como Italia, Suiza, Alemania…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído