Independentismo catalán

La familia de Punset cuenta por qué se volvió independentista: era una farsa

En sus últimos años, el divulgador descolocó a parte de sus seguidores con sus mensajes de apoyo al procés, en el que él mismo votó el 1-O. Casi nadie sabía lo que había detrás. Hasta ahora

La familia de Punset cuenta por qué se volvió independentista: era una farsa
Punset y Junqueras Twitter

Muchos se preguntaban qué había realmente detrás de este posicionamiento tan polémico. Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Quim Torra han reivindicado en las últimas horas la figura del Eduard Punset de los últimos años, el que abrazó la causa independentista e incluso votó en el referéndum ilegal del 1 de octubre, según esdiario.

Además el encarcelado líder de ERC ha tuiteado una fotografía junto al divulgador y la carta que éste le envió en 2017 posicionándose a favor del procés.

Pero Punset no fue nunca independentista, por mucho que en sus últimos años de vida descolocara a sus seguidores con mensajes como éste, en el que apoyaba a los exconsellers encarcelados.

Hay que decir que sus anhelos secesionistas fueron, en realidad, fruto de la enfermedad que ha acabado con su vida: el alzheimer, aunque solo los más próximos sabían que la padecía.

Ahora, la familia de Punset se ha apresurado a aclarar en diversos medios en las últimas horas que Punset fue manipulado y utilizado por el independentismo cuando ya no estaba en plena posesión de sus facultades.

Y es que una fuente de su entorno más cercano ha asegurado a El Mundo: «Coincidiendo con los primeros estadíos de su enfermedad neurodegenerativa, fue manipulado para apoyar unas tesis que jamás había abrazado».

Igualmente en el programa La Brújula de Onda Cero, el periodista y exdirector de la Agencia Efe José Antonio Vera reveló que su repentino independentismo, que «nos descolocó a tantos», fue motivado por el alzheimer.

Finalmente el avieso independentismo aprovechó sin escrúpulos la supuesta conversión de un enfermo Punset porque le venía bien para su campaña propagandística. Pero era todo una farsa, como tantas otras cosas en el procés.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido