PLANES DE FUTURO

Ana Rosa Quintana airea el espeluznante plan de la asesina de Godella: quiere más hijos

Ana Rosa Quintana airea el espeluznante plan de la asesina de Godella: quiere más hijos
María Gombau, que mató a sus hijos a golpes.

Han pasado casi tres meses desde el Crimen de Godella. María Gombau, que mataba a golpes a sus hijos de cinco años y seis meses, sigue pensando en el padre de sus hijos asesinados, Gabriel. El Programa de Ana Rosa ha contado en exclusiva en qué estado se encuentra la joven y cuáles son sus planes de futuro.

Son terroríficos: quiere volver a ser madre y crear una familia, tal y cómo hizo en el pasado.

«Cuando seamos papás otra vez hay dos nombres que quiero poner a nuestros hijos, Teo y Mía, ¿te gustan?, sus almas seguro que serán las mismas que ya trajimos al mundo una vez»,

dice a su pareja.

Lo más importante para ella es recuperar su relación. «Cuando nos veamos quiero que sea como la primera vez, volver a conocernos, a enamorarnos…quiero aprender a cuidarte otra vez», le confiesa. María recomienda a Gabriel un libro: ‘El enigma de Vivaldi’, una novela que habla de sociedades secretas, informaciones que revelan un gran secreto, un mundo de engaño, como en el que ella cree que vive.

Además, le advierte del interés de los medios de comunicación por conocer su relato.

«Me ha llegado una carta de los medios, me dicen que cuente mi versión de los hechos, alguien quiere inculparte a ti».

La parricida de Godella ha vuelto a hacer un dibujo en prisión, en esta ocasión un sol entrelazado con la luna. Donde se cruzan escribe: «Amor, tú y yo», y pinta corazones. En este dibujo no hay mención de sus dos hijos asesinados.

En el nuevo dibujo podemos ver grandes diferencias con respecto al anterior. Mientras que en el primero pintaba un árbol al que denominaba «árbol de la vida», representando a sus hijos asesinados y a su pareja, en esta ocasión ilustra el sol y la tierra entrecruzándose entre sí. Justo en esa intersección aparecen María y Gabriel.

En comparación con el anterior este dibujo es más simple. El psiquiatra José Miguel Gaona lo analiza: nos muestra ese amor que quiere representar la asesina. «Ella es una pieza en el universo, que de alguna manera obedece órdenes, símbolos, y cuestiones a niveles cósmico», recalca el experto.

En este nuevo dibujo, la presunta parricida no incluye a sus hijos, algo que hace pensar que esta es consciente de que ya no están, a lo que el psiquiatra añade «probablemente sí que sea consciente, pero no con el significado que cualquiera pueda dar. Aunque ella sabe que están muertos, piensa que sus almas siguen vivas, por lo que en su mente no concibe la pérdida absoluta de sus hijos».

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido