CRIMEN Y CASTIGO

8 años de cárcel para la despechada que arrancó la lengua de su novio tras pedirle un «último beso»

8 años de cárcel para la despechada que arrancó la lengua de su novio tras pedirle un "último beso"

Hay amores que matan. Y ex novias que dan miedo. Entre ellas, la catalana Adaia López.

El Ministerio Fiscal pide ocho años de prisión para Adaia, por arrancar de un mordisco la lengua de su pareja cuando este decidió terminar con su relación sentimental.

La joven barcelonesa se enfrenta a un delito «por lesiones«. Los hechos ocurrieron el 27 de junio de 2018, cuando el novio quiso acabar con la relación por segunda vez. La chica no se tomó bien la decisión de su pareja y abandonó echa un basilisco la casa del chico.

Minutos después, alrededor de las 23 horas, regresó al domicilio, diciendo que se había calmado y quería pedir perdón.

El beso de la venganza

Estuvieron hablando un rato, sin que él diera marcha atrás, aunque se mostró todo lo cortés y educado que alguien puede ser en esas duras circunstancias en que le dices al otro que ya no lo quieres y que todo se ha acabado.

Como último favor, viendo de ahí ya no sacaba nada Adaia pidió al que había sido su pareja un «último beso». El, incauto y confiado, aceptó creyendo que con eso zanjaría la bronca.

En ese momento, cuando estaban en faena y él la besaba a fondo, la chica le propinó un fuerte mordisco con el que le arrancó la lengua. Hecho lo cual,  la escupió en el suelo.

A continuación, la acusada huyó de la vivienda y dejó al acojonado muchacho desangrándose como un cordero en el matadero.

Este no había sido ni el primer el único incidente violento protagonizado por Adaia con su sufrido novio. En diciembre de 2016 la pareja se conoció por internet y comenzaron una relación sentimental.

Meses más tarde, en febrero de 2017 el chico quiso ya acabar con la relación debido al fuerte carácter de su pareja. Afirmó estar «harto de sus cambios de humor».

Cuando se vieron en persona, la joven no aceptó la situación y destrozó todos los objetos de su piso. Finalmente, ambos retomaron la relación, aunque la situación parecía no cambiar. Por ello él tomó la decisión de cortar con la chica una segunda vez.

Fue en este segundo encuentro cuando pasó lo del beso y la lengua mordida, por lo que Adaia López Esteve se enfrenta a los ocho años de cárcel que solicita el fiscal.

La joven será juzgada ante la Audiencia Provincial.

Asimismo, la acusación solicita 10 años porque contempla el agravante de alevosía.

 

Te puede interesar

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido