EL MISERABLE SALIÓ ESA MAÑANA A VIOLAR Y MATAR A UNA MUJER

Condenan a cadena perpetua a Collin Richards, el asesino de la golfista española Celia Barquín

Condenan a cadena perpetua a Collin Richards, el asesino de la golfista española Celia Barquín
La golfista española Celia Barquín y su asesino Collin Daniel Richards. PD

El miserable no volverá a pisar nunca la calle. Se ha salvado de jeringuilla letal, pero la sentencia especifica que no tendrá posibilidad alguna de lograr una libertad condicional.

Collin Richards, asesino de la golfista española Celia Barquín, se declaró culpable por los hechos sucedidos el pasado 18 de septiembre de 2018, según la fiscal Jessica Reynolds del Condado de Story (Iowa) y ha sido condenado a cadena perpetua. En primera instancia, Richards, de 22 años, se había declarado inocente, pero finalmente se confesó culpable en una audiencia previa al juicio final, que se celebrará en el mes de septiembre.

Richards ha sido condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional tras admitir que fue él quien asesinó a la golfista. «Mi corazón está con la familia de Celia hoy con la esperanza de que este resultado les brinde cierto nivel de confort. Este crimen trágico es algo que nos ha conmovido y entristecido a todos», dijo la fiscal Reynolds en un comunicado.

El cuerpo de Barquín fue encontrado en los campos de golf de Coldwater Links, en Amed (estado de Iowa) donde estudiaba Ingienería Civil. La joven cántabra era considerada una de las mayores promesas del mundo del golf. Nacida en Torrelavega, era la vigente campeona de Europa tras ganar el Campeonato Individual femenino 2018.

Antes de que sucediera el asesino confeso contó  a otra persona su intención de violar y matar a una mujer, según revelaba la Policía local de Ames, en el estado de Iowa (EEUU). La joven promesa del golf española apareció muerta con heridas de arma blanca en la cabeza, el cuello y el torso.

En el momento del arresto, el facineroso presentaba arañazos en el rostro que podrían implicar que hubo un forcejeo, indicó Huff.

Según la Policía, el tipo comunicó esas intenciones a una persona con la que compartía «residencia temporal», consistente en dos tiendas de campaña cercanas al campo de golf, durante un paseo por esa zona donde posteriormente fue asesinada Barquín.

Durante la búsqueda de indicios, los agentes encontraron a ese individuo, que responde a las siglas D.B. y que, cuando se aproximaron a él, preguntó de inmediato «¿Qué le ha hecho a ella».

Acto seguido, esta persona guió a los policías al lugar donde estaban las tiendas de campaña

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído