MÁXIMA PREOCUPACIÓN

La increíble vida de Juanin en prisión: no se arrepiente y provoca a los presos con su guitarra

La increíble vida de Juanin en prisión: no se arrepiente y provoca a los presos con su guitarra
Juan Mendoza, Juanin, en el momento de ser detenido.

Los funcionarios de prisiones están hartos ya de Juanin. El preso más famoso de la cárcel de Valdemoro que la pasada semana mataba a su dos cuñadas y hería a su suegra con una escopeta en Aranjuez. Lleva poco menos de una semana en el centro penitenciario y por su mal comportamiento ha sacado de quicio no solo al personal de prisiones sino también al resto de internos.

Ingresado en el módulo II de la prisión, destinada a ingresos y con especial protección atendiendo al artículo 75.2 del régimen penitenciario, Juan Mendoza está vigilado por un “preso sombra de confianza” y dos funcionarios con el fin de evitar que otros presos cumplan las amenazas y atenten contra su vida.

Los funcionarios de la cárcel de Valdemoro aseguran que Juanin no se va a autolesionar. El doble asesino no muestra arrepentimiento alguno por sus crímenes y cuando tiene ocasión repite con toda tranquilidad:

“se lo merecían, lo volvería a hacer”.

Pero lo que más preocupa a los funcionarios de prisiones no es su nulo grado de arrepentimiento, preocupa especialmente su actitud desafiante con otros presos que además pone en riesgo a todos los empleados del centro penitenciario. Según distintos testimonios aportados a Periodista Digital por funcionarios de la cárcel, Juanin provoca, molesta y reta al resto de población reclusa.

“Sale al patio cuatro horas al día, por seguridad cuando no hay persona alguna o actividad y aprovecha para molestar a todos tocando la guitarra a la hora de la siesta. Los internos ya se están quejando y comienzan a estar muy hartos”.

Juanin es consciente de las protestas, las escucha a través de las ventanas y pese a estar amenazado de muerte por sus compañeros de cárcel, esas quejas le motivan aún más para seguir provocando molestias a sus compañeros.

De momento, Juan Mendoza permanecerá recluido en Valdemoro, dada la proximidad geográfica al lugar de los hechos, hasta que concluyan toda la investigación de su doble asesinato.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído