LAS PEORES SOSPECHAS

¿Raptado o asesino? La Policía busca desesperadamente al hermano de la niña degollada

¿Raptado o asesino? La Policía busca desesperadamente al hermano de la niña degollada
Los Mossos, en el domicilio donde se produjo el crimen.

El cuerpo de la chica de 14 años fue hallado sin vida por sus vecinos el domingo a las diez de la noche, tumbado en el suelo de su habitación. Llevaba varias horas muerta en un piso vacío. Era hija de una madre soltera de origen ruso, Olga. A menudo, ella y su hermano, de 16 años, se quedaban solos durante días en su domicilio de la calle de Burriac, en el barrio de Cerdanyola de Mataró, donde se instalaron hace poco más de un año. El fin de semana pasado su madre había viajado a Rusia.

La madre llevaba varias horas sin contactar con sus hijos. Avisó a unos amigos. Después de muchos intentos de tirar la puerta, entraron por el balcón y encontraron un panorama dantesco: la niña degollada y una habitación revuelta y salpicada y encharcada en sangre.

Ahora la autopsia ha revelado los peores temores, la menor fue asesinada. Los Mossos D’ Esquadra intentar dar con el autor de la muerte y  mientras buscan al hermano de 16 años de la menor, en paradero desconocido desde el sábado. Según explican a Periodista Digital fuentes próximas a los Mossos, los investigadores no descartan que sea él el autor de la muerte de su hermana, pero también barajan que algo le haya podido pasar. Todos son incógnitas.

De momento, ha aparecido en escena un hombre, de origen ruso, que podría haber estado con la víctima y su hermano dentro del domicilio horas antes del crimen. Así lo ha asegurado un testigo que afirma que iba a visitar a un amigo que vivía en la misma planta y al ver que una puerta estaba abierta, hizo el amago de entrar. Justo, en ese momento, «apareció un hombre ruso y corpulento» que le hizo ver que no era la vivienda que buscaba. Pegó un portazo y con eso se percató que no se trataba de la casa de su amigo.

Los Mossos investigan esta pista pero están centrados en el hermano. Algunos testimonios aseguran que “no estaba muy bien psicológicamente” y aportan otro dato aún más terrible y sospechoso: en los últimos días se le había visto con heridas en los brazos compatibles con lo que podrían ser cortes por autolesiones. De no ser el responsable sería otra víctima. Intensa búsqueda del menor.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído