MUCHA PREOCUPACIÓN

Alarma: la Policía teme por la vida de Stefan, el hermano de la menor degollada en Mataró

Alarma: la Policía teme por la vida de Stefan, el hermano de la menor degollada en Mataró
Stefan, con uno de sus hermanos. El Español.

El asesinato de la niña rusa de 14 años, cuyo cadáver fue hallado con heridas de arma blanca en el cuello, sigue sin resolverse más de 72 horas después de que los vecinos la encontraran en su vivienda de Mataró (Barcelona).

Los Mossos d’ Esquadra tratan de esclarecer lo que ocurrió, mientras buscan en tres zonas distintas de la ciudad a Stefan, el hermano de la víctima, de 16 años, y en paradero desconocido desde el sábado por la mañana. Él pudo ser la última persona que vio con vida a su hermana o, tal vez, pudo ser testigo de lo que ocurrió. Su desaparición es una de las principales claves del crimen, según sostienen los investigadores.

Los dos hermanos vivían junto a su madre, Olga K., en la calle de Burriac, 83, desde hacía un año, cuando llegaron de Rusia. El viernes pasado a media tarde, la madre tomó un vuelo a Moscú desde Girona para celebrar allí el 22 cumpleaños de su hijo mayor, que vive en la capital rusa junto a otros dos hermanos más pequeños.

Dos días después, Olga, intranquila, llamó a unos amigos de Calella, para que fuesen al piso para comprobar si sus hijos estaban bien, pues llevaba sin saber nada de ellos 48 horas. Cuando entraron e domingo por la noche en el domicilio, junto a un vecino, encontraron a la niña en el suelo de la habitación, boca arriba, degollada, en medio de un mar de sangre. De su hermano Stefan, en cambio, no había rastro por ningún sitio.

Más de Tres días después todavía no se sabe nada de él. Por el momento, la policía no busca al joven para detenerlo como sospechoso, sino para «proteger su integridad» a raíz de lo sucedido, pues podría estar en peligro. La policía está “desconcertada”.

Los niños, la asesinada y el desaparecido, eran conocidos en el colegio donde estudiaban, a unos 500 metros de su casa, el Instituto Josep Puig i Cadafalch. Los dos hermanos siempre iban juntos al colegio y la madre siempre les recogía en coche. De la menor asesinada, dicen que era bastante simpática y tenía varias amigas en clase, a pesar de no conocer el idioma. Siempre utilizaba el traductor del móvil. De hecho, incluso formaba parte de un grupo de natación profesional con otros compañeros, con los que participó a principios de este mes en un campeonato mundial en su categoría en Moscú.

Stefan, el hermano desaparecido, por contra, no había encajado muy bien en el centro escolar, donde cursaba 4º de la ESO.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído