EN MADRID

La Policía, indignada: dejan en libertad a un acusado de violar a niños haciéndose pasar por agente secreto

La Policía, indignada: dejan en libertad a un acusado de violar a niños haciéndose pasar por agente secreto
Varios agentes de la Policía Nacional de servicio.

Tal y como informamos este martes, la Policía Nacional detenía en Madrid a un presunto pederasta que se hizo pasar por agente secreto para abusar de menores de edad, a los que invitaba a jugar a videoconsolas para ganarse su confianza para finalmente abusar sexualmente de ellos. Posteriormente les amenazaba con dejar sin trabajo a sus padres si lo contaban, algo que conseguiría haciendo uso de su supuesta influencia profesional.

Pese a la gravedad del caso y el peso de las pruebas, el juez lo ha puesto en libertad con cargos. Algo que ha provocado la indignación de los investigadores, según han confirmado a Periodista Digital fuentes policiales.

La investigación comenzó en enero. Los agentes tuvieron conocimiento de que un menor de 16 años había sufrido abusos sexuales entre los 12 y los 14 años por parte un hombre que, supuestamente, era agente secreto.

Las primeras indagaciones permitieron identificar a otros dos menores que también habrían sido víctimas de la misma persona. El autor se había ganado la confianza de los niños invitándoles a jugar a videojuegos y dándoles golosinas. Más adelante, les ofrecía entre 10 y 40 euros a cambio de participar en juegos sexuales en los que les mostraba películas pornográficas y se masturbaba en su presencia, llegando de forma progresiva a realizarles tocamientos en sus genitales y consiguiendo el acceso carnal.

La madre del primer menor evitó inicialmente comparecer ante la Policía por temor a que el abusador pudiera cumplir las amenazas que realizó a su hijo. Seguidamente declararon los otros dos menores.

Los tres declararon que, en ocasiones, habían sido grabados durante las prácticas sexuales con un dispositivo de grabación en forma de bolígrafo. Todos estos hechos sucedieron durante dos años, con una frecuencia de al menos cuatro veces al mes.

El avance de las investigaciones permitió la identificación del autor, constatando que no era agente secreto ni tenía ningún tipo de relación con el ámbito de la seguridad. Es un hombre que vive con sus padres y que dispone de un piso trastero, lugar donde cometió los supuestos abusos.

Días antes de su detención fue visto por un testigo en las inmediaciones de su domicilio acompañado por dos menores de siete y diez años. Les había invitado a subir a su casa para jugar a la videoconsola.

El operativo policial finalizó con la detención del autor y el registro de la habitación y de las zonas comunes del inmueble en el que reside y del piso trastero. Se intervinieron cuatro discos duros, un pendrive, una video consola, una CPU y una caja fuerte. La Policía continúa las investigaciones para localizar posibles nuevas víctimas.

 

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído