A PUÑALADAS

Triple crimen Alicante: se hace el ‘loco’ para evitar la cárcel tras matar a sus padres y a su hermano

Triple crimen Alicante: se hace el ‘loco’ para evitar la cárcel tras matar a sus padres y a su hermano
Imagen del portal de la casa donde se produjeron los hechos.

Agresivo, frío y con comportamientos antisociales. Así describen los forenses a Francisco Javier M. B. de 44 años, el acusado de haber matado a sus padres y a su hermano a cuchilladas tras una discusión en un barrio de Alicante el pasado mes de septiembre.

El informe psiquiátrico, que publica el diario local Información, descarta que el acusado padezca patología mental alguna o que actuara bajo un brote psicótico, como trata de fingir ya que la defensa había pedido un informe psiquiátrico para determinar la imputabilidad del acusado debido a la larga adicción de éste a las drogas. Ahora, la defensa se está planteando reclamar un nuevo informe, al considerar que estas adicciones pudieron tener una intervención decisiva en el crimen.

Los tres cadáveres fueron encontrados la madrugada del 15 de septiembre del año pasado después de que el presunto homicida llamara al servicio de Emergencias para alertar de lo ocurrido, aunque el sangriento suceso tuvo lugar el mediodía del jueves. La hipótesis que se baraja es que el presunto homicida tuvo una fuerte discusión con su hermano que terminó a cuchilladas.

Esta víctima presentaba más de una treintena de puñaladas, alguna de ellas cortes defensivos. Posteriormente, el sospechoso habría esperado a que sus padres llegaran a la vivienda por separado para acabar también con sus vidas. José y Encarnación recibieron al menos once puñaladas cada uno y sin apenas tiempo para poder defenderse. La investigación apunta que el acusado tenía numerosos conflictos con su familia, debido a que éste habría llegado a robarles para comprar drogas.

En la entrevista psiquiátrica, el acusado aseguró que no recordaba nada de lo que pasó ese día. Los forenses destacan que “durante toda la entrevista trata de decir que no recuerda nada, pero cuando se trata de algo que cree que es favorable a sus intereses sí que lo recuerda e incluso modifica su respuesta”. Es el caso de la herida que el acusado presentaba en el abdomen, que se sospecha que pudo ser una autolesión, y de la que dice que se produjo durante el forcejeo con su hermano.

El informe destaca también que el hecho de que el acusado enviara un Whatsapp al trabajo de su madre cuando ésta ya había fallecido diciendo que estaba enferma no indica que sufriera alguna alteración mental.

Tampoco lo indica para los forenses el hecho de que el agresor hubiera tratado de limpiar la sangre de la casa. Del mismo modo, del momento en que el procesado llamó al 112, ni cuando estuvo en los calabozos se desprende para los forenses que éste sufriera algún brote psicótico.

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído